Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Más dudas que certezas en el horizonte municipal

Marea pidió a María García que se presentase a la Alcaldía, tras su renuncia, intentó que fuese Silvia Cameán, que tampoco aceptó

Los cinco concejales de Marea Atlántica, antes de un pleno. CARLOS PARDELLAS

Queda un año para que se celebren las próximas elecciones municipales y, en estos doce meses, los partidos que quieran optar a la Alcaldía tendrán que conformar sus propuestas. Marea Atlántica apuesta por la renovación total, ya que, tal y como adelantó ayer este diario, ninguno de los cinco concejales que están ahora en la oposición repetirá en la candidatura.

El viceportavoz de Marea Atlántica, Iago Martínez, explicó ayer que los militantes de la formación le habían pedido a la portavoz y exconcejala de Medio Ambiente, María García, que continuase al frente del proyecto, esta vez, como cabeza de lista en las municipales de 2023. Una propuesta que ella declinó tanto por motivos personales como por su intención de abrir una nueva fase tras ocho años en política. Después, la militancia intentó que fuese la exconcejala de Xustiza Social e Coidados, Silvia Cameán, la que cogiese las riendas, pero ella también rechazó la oferta.

Con esta renuncia, los concejales cumplen también el código ético de Marea Atlántica, que limita a dos los mandatos de sus representantes. La formación apuesta por una “renovación radical” para concurrir a las elecciones del próximo año. Los cinco concejales que no repetirán en la Corporación seguirán en el cargo hasta finalizar el mandato. García explicó ayer en redes sociales que seguirá en Marea “mientras sea lo que es” y que la formación quiere que el Concello “se parezca a la calle y entienda sus necesidades”, por lo que abren las puertas a que entre “savia nueva”.

Una de las claves a despejar en estos comicios municipales, más allá de saber quiénes serán las cabezas de lista de cada uno de los partidos —por ahora, solo está clara la del PSOE, con la alcaldesa, Inés Rey, que se presentará para su reelección— es qué papel jugará Podemos, ya que en las elecciones de 2019 concurrió en la lista de Marea Atlántica, pero cuando le tocó entrar en la Corporación en diciembre de 2020 decidió que su concejala, Isabel Faraldo, pasase a ser concejala no adscrita.

Faraldo se mostró ayer “segura” de que “las fuerzas progresistas van a estar unidas” en las próximas elecciones. Eso no significa obligatoriamente que Podemos vuelva a integrarse en la lista de Marea Atlántica sino que Faraldo confía en que la iniciativa liderada por Yolanda Díaz a nivel estatal tenga efecto en las candidaturas municipales. “Respetamos mucho a los que seguimos sintiendo como compañeros de camino por la parte andada y porque representaron nuestros mismos proyectos e ideas. Todo nuestro respeto y cariño a los compañeros y compañeras de Marea Atlántica”, comentó Faraldo sobre la renuncia de María García, Iago Martínez, Alberto Lema, Silvia Cameán y Claudia Delso a integrar la candidatura. “Lo que está decidido es que Podemos va a presentarse en las municipales. Podemos, una vez más, desde la generosidad que este partido mostró siempre, está dispuesto a trabajar respetando el momento de Yolanda Díaz, apoyándola y sabiendo que estamos totalmente a su lado. Vamos a trabajar en el espacio de Unidas Podemos y, en ese espacio, las candidaturas se eligen en primarias y las elige la gente, además, se trabajará en ese frente amplio. En todo caso, insisto, las fuerzas progresistas van a estar unidas en 2023, seguro”, comentó Faraldo a preguntas de este diario.

Fuentes del Gobierno local indicaron ayer que respetan “las decisiones internas que toman los demás partidos” y añaden: “Lamentamos, en todo caso, que personas que han demostrado su compromiso con esta ciudad no vayan a formar parte de la próxima Corporación municipal”.

Menos amables fueron las palabras de la portavoz del PP, Rosa Gallego, sobre la marcha dentro de un año de los que han sido sus compañeros de pleno durante los últimos ocho años: “Los cuatro años de gobierno de Marea fueron lo peor para A Coruña. Supusieron cuatro años de parálisis total, de abandono de la ciudad, de bloqueo a otras administraciones, de sectarismo, de amiguismo y de incumplimientos. Lo peor que pudo hacer [la alcaldesa] Inés Rey fue pactar con la Marea porque ha supuesto otros tres años más de castigo para la ciudad y A Coruña no merece siete años ya de desgobierno y caos. La Marea iba a cambiarlo todo y no ha cambiado nada”, aseguró.

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, indicó que su formación es muy respetuosa con los procesos internos de las demás formaciones. “Les deseamos a los actuales concejales de Marea lo mejor en su futuro, una vez que abandonen la Corporación”. Tanto PP como BNG tendrán también que realizar sus procesos internos para decidir su cabeza de lista.

El exalcalde Xulio Ferreiro también lanzó un mensaje a los compañeros con los que concurrió a las elecciones municipales. “Demuestran una vez más que en política la ética no son poses, sino compromisos democráticos”, destacó Ferreiro, en referencia al cumplimiento del código ético que, aunque la formación discutió si lo cambiaba para favorecer que los concejales pudiesen seguir un mandato más, decidió no hacerlo. Marea Atlántica tiene ahora un año para configurar la lista y el proyecto con el que se presentará a las elecciones municipales.

Compartir el artículo

stats