Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los celos, posible causa de las cuchilladas de una mujer a su marido en Monte Alto

El hombre, de 50 años, se encuentra en estado grave en la UCI del Hospital Universitario | Los vecinos de la pareja afirman que las discusiones entre ambos eran frecuentes

Un agente, junto a un vehículo policial, frente al edificio en el que ocurrió la agresión. Víctor Echave

Una mujer de 58 años fue detenida por el Cuerpo Nacional de Policía a las 21.45 horas de este miércoles en una vivienda del edificio número 91 de la avenida de Hércules, en el barrio de Monte Alto, como la presunta autora de un delito de tentativa de homicidio al haber acuchillado a su marido en el abdomen. El hombre, de 50 años, se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario en estado grave, según la última información proporcionada en la tarde del jueves por el centro sanitario.

Fuentes de la investigación apuntan a que la causa de la agresión pudieron ser los celos. Tras ser agredida, la víctima escapó andando hasta la calle Alcalde Abella, situada a corta distancia del domicilio de la pareja, y dejó un reguero de sangre por las escaleras del edificio y la calle, lo que permitió que fuera localizada por la policía, que se personó en el lugar tras ser alertada por la llamada telefónica efectuada por un vecino, que oyó la discusión entre el hombre y la mujer.

Los agentes se incautaron esa misma noche del arma con el que supuestamente se cometió el delito, un cuchillo con una hoja de 35 centímetros de longitud, por lo que es de considerables dimensiones. Los vecinos del inmueble en el que sucedieron los hechos explicaron a la policía que la pareja discutía con frecuencia y que la mujer suele emborracharse, circunstancia en la que podría encontrarse en el momento del ataque a su marido.

Las investigaciones son desarrolladas por la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional. Miembros de la unidad de la Policía Científica acudieron el jueves por la mañana a la vivienda familiar de la avenida de Hércules para tomar muestras y tratar de recabar pruebas.

Manchas de sangre

Para poder acceder al piso estuvieron acompañados de la sospechosa, que había pasado la noche detenida en las dependencias policiales. En el suelo del rellano de la planta en la que se halla el domicilio de la pareja y en las escaleras del edificio permanecían aún las manchas de sangre dejadas por el hombre en su huida de la vivienda tras haber sido herido.

La difusión de la noticia sobre la agresión y la presencia de los vehículos policiales en las inmediaciones del domicilio generaron expectación entre los vecinos de la zona.

Compartir el artículo

stats