Kiosco

La Opinión de A Coruña

ENCUENTRO MUNDIAL DE HUMORISMO EN A CORUÑA

David Broncano: “Ver al público de A Coruña cara a cara es un gusto, es como ir a Florencia a ver un museo”

“El formato en vivo, para nosotros, es más intenso, y para la gente es como muy de verdad”

El cómico David Broncano, en un espectáculo de ‘La Vida Moderna’. Xavi Torrent

David Broncano, Ignatius Farray y Héctor de Miguel llevan ocho años al frente de La Vida Moderna, un programa de radio que ha dado el salto como espectáculos a grandes recintos y estadios, como el Coliseum, donde actuarán el viernes 6 de mayo dentro del Encuentro Mundial de Humorismo (Emhu). Broncano, uno de los cómicos del momento, no falla a la cita, aunque sea dos años después de lo programado.

Ha costado llegar a esta segunda edición del Encuentro Mundial de Humorismo.

Ha habido algunos incidentes en el mundo y lo que afecta al mundo suele afectar a Galicia.

¿Qué supone para el sector que Luis Piedrahita monte un festival como este?

Para nosotros, como cómicos, está muy guay. Es un tipo de actividad que en otros sitios con más tradición de stand up, sobre todo en los países anglosajones, se hace desde hace tiempo, cosas específicamente solo de comedia. Allí tienen mucha tradición y son como eventos culturales súper grandes. Aquí se empieza a trasladar un poquito. Se ha hecho alguno también en Cataluña. Empieza a haber cosas de este estilo y está muy bien que se haga no solo para nosotros sino también para el público, cada vez hay más gente a la que le gusta ir a ver comedia y reírse. Está muy bien que empiece esta tradición porque yo creo que funciona, tanto como evento cultural como actividad de puro ocio.

A La Vida Moderna le toca el recinto grande, el Coliseum, ¿todavía les sorprende que 5.000 personas quieran ver su show en directo?

La verdad es que sí. Cada vez que alguien paga una entrada para ir a vernos, nos da alegría. Sabemos que la gente de A Coruña es gente con muy buen gusto y que decidan elegir esto es un orgullo para nosotros. Diría que es de los sitios de Europa con más criterio. Es bonito que decidan dedicar una parte de su salario a ver esto.

¿Qué tiene el vivo que no tiene el estudio? ¿Se encuentra cómodo en este formato?

Es muy divertido. Es un rato muy libre de otro tipo de constricciones que pueden tener los formatos televisivos o de radio. El formato en vivo, para nosotros, es más intenso, y para la gente es como muy de verdad. Los shows en directo tienen una parte muy pura, muy de cerca, hay cosas que pasan solo ese día. Te dejas llevar mucho por la energía del público. Es una cosa muy especial, está muy chulo.

Y ahora, además, con el público sin mascarilla, pueden ver la cara de la gente del público. ¿Mejor o peor?

En el caso de A Coruña es mejor porque es un público de tal belleza que ya que vamos preferimos verle. A nosotros nos gusta mucho la belleza, así que ver al público de A Coruña cara a cara y sin filtros es un gusto, es prácticamente como ir a Florencia a ver un museo.

Suman casi medio millón de seguidores en Youtube. Decían que querían reducir ese número a cero, pero no lo consiguen.

No, no lo conseguimos. Nos encantaría que el canal se vaciase totalmente, pero es difícil. La gente prácticamente lo ha ocupado y no les echamos. Hemos intentado entrar con palos, inundar el local… Pero no hay manera. Es un canal que se mantiene, así que tenemos que continuar, pero habría sido gracioso.

Estos días se divertían con oyente loco boicot. ¿Sigue impactando la parte más espontánea del público?

Sí, es una de las cosas más divertidas de esto. Aprovecho para mandarle un saludo a oyente loco boicot, que en alguna de sus manifestaciones ha dicho que llamaba desde Galicia. Si por lo que sea está leyendo esto, le mando un abrazo y espero que no nos denuncie ante la Fiscalía. Sí que es verdad que estas cosas, que surgen súper inocentemente, a nosotros nos da mucha vidilla. Son muchos años ya y cuando surgen estas tramas que nadie ve venir, nos divertimos mucho.

Aunque en el confinamiento demostraron que los tres solos también dan mucho juego. ¿Qué situación surrealista ha vivido con Ignatius y Héctor de Miguel?

Son muchísimas, tendría que escribirte un diario. Lo bueno, y esto lo hablamos muchas veces, es que llevamos ocho o nueve años haciendo el programa y han pasado cosas locas, ya no solo por las circunstancias externas, y hemos conseguido llevarlas bien entre los tres, divertirnos con ellas y que nunca haya habido ninguna tensión. Estamos súper contentos.

¿Y el final? ¿Hablan sobre ello o dejan que fluya?

Dejamos que fluya.

En el programa tocan muchos temas pero, ¿seguiría extiendo sin política?

Sí. La política es una tema más, aunque ha habido historias de política que nos han hecho mucha gracia. El programa seguiría existiendo pero disminuiría la calidad y la variedad de algunas cosas que hacemos. El programa no es sobre política, pero sí tiene un corte político marcado. Nosotros nunca hemos ocultado nuestra tendencia ideológica.

Todo está marcado por el humor y, aun así, son capaces de hablar también de salud mental.

Sí. Nunca planificamos las cosas, pero el tema de salud mental surgió porque Nacho [Ignatius] ha pasado una época en la que estaba afectado por ese tipo de dolencias. Solemos ir muy de cara con todo, así que se ha hablado muy directamente de eso. A él, en parte, le ha venido bien. Es bueno que se visibilice, no pasa nada, no es una cosa de locos, es una dolencia mental como hay dolencias físicas. Hay que hablar de ello, tratarlo y apoyarlo.

Hace unos días, Ignatius hacía un directo de 50 horas en Twitch. Héctor también tenía su canal. ¿Será usted el siguiente?

En principio no. A veces me meto a verlo, pero es que no tengo tiempo, prácticamente hago dos programas al día. Me gusta bastante como espectador. He hecho algún stream y me divierte, pero no creo que me convierta en un streamer a tiempo completo.

Compartir el artículo

stats