Kiosco

La Opinión de A Coruña

Silvia Abril Cómica que participará en el Encuentro Mundial de Humorismo (EMHU) este domingo

“Hemos cambiado pero aún nos servimos del humor para vencer los tortazos de la vida”

“El EMHU tuvo su primera edición y después un gran ‘gag’ que ha durado dos años” | “Cuando vi el cartel dije: ‘Ole’, porque se ha normalizado que las mujeres estemos abanderando el festival”

Silvia Abril. | // CARLOS VILLAREJO

La cómica Silvia Abril reivindica su oficio y a las mujeres que se ganan la vida emocionando, ya sea haciendo reír o llorar. Se ríe con la misma risa contagiosa que en la televisión o ante el micro de su pódcast El grupo, junto a Toni Acosta, que llenó de alegría muchas casas durante el confinamiento. Se ríe porque le hace ilusión reencontrarse con el público, pero también porque le bailan los nombres y los apellidos y porque se le cuelan palabras en catalán que definen exactamente lo que quiere decir. Silvia Abril participará en el Encuentro Mundial de Humorismo (EMHU) el domingo, 8 de mayo, en la gala Fantastic Colofon, junto a Luis Piedrahita, David Fernández y David Amor, en el teatro Colón, a las 20.00 horas.

¿Cómo es esta vuelta a los escenarios ya sin mascarilla, sin distancia y sin aforos?

Tenemos muchísimas ganas, la gala hizo su primera edición y ya, después, un gran gag que ha durado dos años, con pandemia, con Filomena, con inundaciones en Andalucía, con el volcán, con la guerra en Ucrania, ¿Qué más puede pasar?

Pues a este ritmo, cualquier cosa.

Bueno, sí. Yo tengo los dedos, hasta los de los pies, cruzados para que se pueda llevar a cabo, porque ya está todo preparado.

Y podrán ver sonrisas y risas y no solo intuirlas.

Para mí va a ser, creo, el primer acto público sin mascarillas, con la cara de la gente al descubierto, va a ser emocionante, porque es algo de lo que casi ya no nos acordamos. Ver reír a la gente, la sonrisa, la expresión...

Durante la pandemia tuvieron que hacer un esfuerzo no solo para poder trabajar sino también para que, sobre el escenario, su interpretación llegase a las butacas y pudiese traspasar las mascarillas y el miedo del público, ¿la sensación es como antes de la pandemia o todavía notan reticencias en los espectadores a volver a la normalidad?

Yo creo que ya nos estamos relajando y que la palabra COVID, a pesar de que hay que tener siempre las alertas puestas y mucha precaución, hemos conseguido que se convierta en algo similar a una gripe, al menos, en la gente vacunada. Todo este tiempo, el esfuerzo ha sido importante por nuestra parte por subirnos al escenario sin recibir esa sonrisa de los espectadores, pero también ha sido una etapa muy bonita por parte del público, porque ellos sí que han hecho un esfuerzo volviendo a acudir a las salas, con la mascarilla puesta. Hay que celebrar que hayamos sido capaces de hacerlo, de seguir apoyando a la cultura y romper esa barrera de reír y llorar con la mascarilla puesta durante una hora y media o dos horas. Por lo tanto, llega el premio y el festival EMHU. Tengo muchas ganas de que la gente venga y de que se pase unos días riendo, porque está el mundo como para reírse un poco y hacer terapia.

Con dos galas canceladas y con tantas cosas que han pasado desde marzo de 2020, ¿han tenido que cambiar mucho el guion para hacer referencia a la pandemia o han salvado algo?

El guion de la gala del 8 de mayo de este año no tiene nada que ver con lo que estaba previsto en 2020. El mundo ha dado una vuelta de calcetín. No va a tener nada que ver porque nosotros tampoco somos los mismos, aunque seguimos sirviéndonos del humor para vencer todos los tortazos que la vida nos depara y nos ha deparado. A todos nos ha cambiado, porque esto ha sido una bofetada a la humanidad. Si nos creíamos superiores, el COVID vino para darnos una lección.

En estos dos años les dio tiempo también a algunas de sus compañeras, como Carolina Iglesias y Victoria Martín a ganar un Ondas y ha hacerse más populares y reconocidas por el público, ¿le enorgullece, como predecesora, que cómicas jóvenes hayan conseguido encabezar los actos del encuentro?

Yo cuando vi el cartel dije: “Ole”. Y ole porque ya se ha normalizado que las mujeres estemos en un cartel de un festival en A Coruña, ya está, por fin ha llegado ese momento. Queda mucho por hacer, hay que ir sentando bases, pero cada vez son más potentes nuestras bases. Ya está y es incuestionable. Están Ana Morgade, Eva Hache, Inés Hernand, Carolina, Victoria... abanderando ese cartel del festival. Eso me pone muy contenta y me hace muy feliz.

Al final se van a tener que retractar aquellos que decían que las cómicas no tenían gracia y que nadie pagaría por ir a verlas, ¿no?

Totalmente. Las mujeres tenemos tanto o más sentido del humor que ellos y hemos llegado al mundo del humor para quedarnos. Aquí estamos y felicidades al festival porque nos da hueco y altavoz.

Desde dentro, ¿les da la oportunidad el festival de encontrarse con otros compañeros y compañeras e, incluso, podría nacer algún proyecto de futuro?

Sí, yo nunca había trabajado con Luis Piedrahita. Es lo bonito del festival, que nos da la opción a los del oficio juntarnos, hablar, dejar que surjan cosas y que de repente se abran ventanas nuevas.

Compartir el artículo

stats