Kiosco

La Opinión de A Coruña

El cambio urbanístico de la ría, a la espera del pacto entre PSOE y Marea

La alcaldesa asegura que la modificación del plan general será objeto de una negociación cuyo comienzo todavía aguarda Marea

Núcleo de As Xubias, con el Hospital Universitario al fondo. Víctor Echave

“La voluntad de negociación del Gobierno municipal en este asunto y en otros está fuera toda duda”, manifestó este miércoles la alcaldesa, Inés Rey, en referencia al futuro de la modificación urbanística en el litoral de la ría de O Burgo que tramita el Concello y al que presentó alegaciones Marea Atlántica. La necesidad de los votos de este grupo municipal para sacar adelante esta iniciativa, ya que es el único junto con el del Partido Popular que dispone del número de concejales con el que el Gobierno local alcanzaría la mayoría absoluta necesaria para su aprobación provisional, aboca a los socialistas a una negociación que Rey da por segura y que Marea Atlántica espera a que se ponga en marcha.

Aunque el anterior concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, anunció al presentar esta reforma del Plan General de Ordenación Municipal que sería negociada con Marea, desde su dimisión y posterior sustitución por Francisco Díaz Gallego, no ha habido conversaciones acerca de esta actuación. También al llevarlo a aprobación por la Junta de Gobierno Local, el Ejecutivo remarcó que el documento sería negociado con Marea para su aprobación definitiva.

Las alegaciones de Marea al cambio de la regulación urbanística del litoral entre la playa de Oza y el límite con el municipio de Culleredo en A Pasaxe se centran en la edificabilidad que se permite en los diferentes polígonos residenciales existentes a lo largo de ese tramo de costa, en especial en el que se desarrollará en el solar donde se hallaban en el pasado los Astilleros Valiña, junto a la playa de Oza.

Reducción de viviendas

La propuesta presentada por el Gobierno local supone una importante reducción del número de viviendas que podrán construirse en esa franja costera con respecto a la que ahora autoriza el plan general, ya que de las 633 que podrían levantarse en este momento, el documento defiende que se permitan tan solo 241. Pero Marea alude al alto número de pisos vacíos que existe en la ciudad, que cuantifica en 20.000, así como al elevado valor ecológico y paisajístico de los terrenos que bordean la ría para reclamar una reducción mayor de la edificabilidad.

La parcela que ocupó hasta 2005 Astilleros Valiña, situada entre la playa de Oza y el colegio Santiago Apóstol, es para este grupo el exponente más visible de la necesidad de rebajar más la edificabilidad. El plan general hace posible construir 111 viviendas, que la propuesta de modificación reduce a 81, de las que 56 se situarían en el solar del desaparecido astillero y las 25 restantes por encima de esos terrenos, al nivel de la carretera que conduce al núcleo de As Xubias de Abaixo.

Tras el cierre del astillero, la finca, de 14.440 metros cuadrados, fue adquirida por la inmobiliaria Isoman, que se vio obligada a venderla en 2011 por 24 millones de euros. El nuevo propietario fue Mesena, inmobiliaria de Banesto, y tras su fusión con el Santander, pasó a la empresa Altamira y luego a Landcompany 2020, que presentó un estudio de detalle para construir 112 viviendas un día antes de que se suspendiera la concesión de licencias para modificar el plan general en esta zona.

Compartir el artículo

stats