Kiosco

La Opinión de A Coruña

El desembarco de maíz ucranio en el puerto de A Coruña, “un acto simbólico” por el escaso cargamento

Para los fabricantes de pienso, las 18.000 toneladas del ‘Alppila’ no permitirán bajar precios, y no se esperan nuevos suministros desde Polonia en el corto plazo

7

El 'Alppila' atraca en A Coruña para descargar 18.000 toneladas de maíz procedente de Ucrania

El buque Alppila trajo este lunes a la ciudad la primera remesa de maíz ucraniano que recibe Galicia desde el inicio de la invasión rusa. Fuentes del grupo Nogar, que ejerce de consignatario y estibador del barco, estiman que este martes por la noche habrá descargado sus 18.000 toneladas de cargamento, embarcadas en Polonia para evitar el bloqueo del Mar Negro y destinadas sobre todo a consumo animal. Pero la patronal gallega de fabricantes de piensos, Agafac, cree que la llegada del barco es “un acto más simbólico que otra cosa”.

“Usamos unas 100.000 toneladas de maíz al mes” —señala el director de Agafac, Bruno Beade—, “y estos pequeños volúmenes son casi simbólicos. Venimos sufriendo un alza de precios desde el año pasado y para rebajarlos habría que sacar mucha más cantidad, abrir un corredor en el Mar Negro”.

Este mar, el único al que da Ucrania e impracticable ahora por las minas antibuque y el bloqueo ruso, era el origen habitual de los barcos que traían cereal a Galicia, de la que el país eslavo es el principal suministrador de maíz entre noviembre y junio. Según fuentes del grupo Nogar, entre enero y mayo de 2021 entraron por el puerto coruñés unas 440.000 toneladas de maíz, de las que “alrededor del 70% o 80% provenía del Mar Negro. Pero desde marzo de este año dejó de ser un país suministrador”.

Para evitar el bloqueo, Ucrania recurre ahora a puertos rumanos y polacos, sacando primero el grano en camión. Según Beade, ese fue el viaje del maíz que hoy llegó al muelle del Centenario y que salió “por la puerta de atrás. De acuerdo con la Autoridad Portuaria, A Coruña es el primer puerto español del Cantábrico y Atlántico al que llega la ruta.

Ruta novedosa, pero sin futuro

El presidente del Puerto, Martín Fernández Prado, señala que esta ruta es una “alegría” tanto para los ucranianos como para el sector gallego, pero Beade es más escéptico: considera que “no se ha abierto un nuevo corredor”, puesto que la exportación a través de Polonia es “poco práctica”.

No cuenta con recibir un nuevo cargamento por esta ruta, al menos a “corto plazo” y el agropecuario gallego está recurriendo al grano americano, del que se han desbloqueado las exportaciones. Este lunes llegó a la ciudad un buque con 48.000 toneladas de maíz brasileño.

El viceministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Senik, admitió que había “cuellos de botella” en estas rutas alternativas y señaló que su país busca una tercera por países bálticos para dar salida a 30 millones de toneladas de grano.

Compartir el artículo

stats