Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Entrevista
Eva Porto Soto Psicóloga que presenta en A Coruña su libro ‘¿Qué hago con mi vida?’

“Si la empresa nos hace preguntas ilegales en la entrevista, no nos va a respetar después”

“Tener contactos no es igual que tener enchufe, hay que invertir en hacer contactos”

Eva Porto Soto. VÍCTOR ECHAVE

La psicóloga coruñesa especializada en recursos humanos y en búsqueda de empleo Eva Porto Soto presenta su libro ¿Qué hago con mi vida? Una guía para buscar empleo y para entender el funcionamiento del mercado laboral.

¿Por qué una reclutadora se lanza a desvelar las claves de las entrevistas de trabajo?

Cuando acabé la carrera hice el máster y sentía que mi valía dependía de si conseguía encontrar trabajo, tenía tanta presión... Cuando encontré trabajo, lo hice del otro lado, como reclutadora, y me di cuenta de que no pedían nada tan raro, solo quieren a alguien que desempeñe un trabajo y hay que darles argumentos. Cuando empezó el confinamiento tenía tiempo para ayudar a la gente en este proceso, empecé en redes sociales y el libro lo hice este año. Hay misticismo e intenté quitárselo.

En el confinamiento había muchas personas que tenían un futuro laboral incierto.

Estábamos todos perdidos a nivel laboral y mucha gente necesitaba no solo consejos sino también apoyo.

Hay quien dice que buscar empleo es un trabajo en sí mismo, pero no remunerado.

Es un empleo muy mal pagado. Hay que verlo como un reto que hay que superar y un proceso en el que vas a crecer, más que como algo que te tienes que sacar de encima.

Pero hay personas que necesitan un ingreso y lo necesitan ya, ¿es muy diferente buscar empleo estando en el paro que teniendo unos ingresos asegurados?

Cada persona tiene una situación diferente, por eso, si tienes ya un trabajo, puedes invertir en buscar otro empleo que te llene más. Yo también necesité un trabajo para pagar las facturas y cogí lo que pude.

¿Hay trabajo malo o todos tienen algo bueno?

A cada uno le interesan unas cosas, habrá quien prefiera trabajar en remoto y tendrá que buscar un empleo que se adecúe a sus necesidades, pero sí que hay trabajos muy tóxicos. Yo recomiendo no dejar un trabajo antes de tener otro, a no ser que se ponga en riesgo la salud, tanto física como mental, así que, sí, hay trabajos malos y empresas tóxicas. Por ejemplo, si en la entrevista ya nos hacen preguntas ilegales como si estás embarazada o tienes hijos o qué vas a hacer con ellos cuando estés trabajando, ya podemos ver que no nos respetan y tampoco nos van a respetar cuando estemos en la empresa. Yo no te voy a decir que te vayas porque igual necesitas el trabajo, pero sí que sigas buscando.

¿Nos mintieron cuando nos dijeron que estudiásemos mucho, que fuésemos a la universidad y que tendríamos un buen trabajo?

Sí, a nuestra generación la han engañado, a mí por lo menos. Yo cuando acabé la carrera, pensé: ¿y ahora, qué? Cuando yo estaba eligiendo la carrera hace diez años no existían profesiones que hay ahora. Lo mismo pasa ahora, así que, la clave es saber adaptarse a lo que pide el mercado. Incluso, dejar lo que hemos estudiado como una afición y dedicarnos a otra cosa profesionalmente.

¿La pandemia ha cambiado mucho el mercado laboral?

Siento que sí, que ha acelerado el proceso, sobre todo con la digitalización. Por ejemplo, en España, que hay mucha hostelería, la gente se tuvo que reinventar.

Pero hay personas para las que es más complicado reinventarse, por ejemplo, para una mujer, madre de dos hijos con veinte años de experiencia en la hostelería, abrir LinkedIn igual le cuesta.

Yo creo que todos tenemos barreras, porque cuando terminé la carrera, a mí me pedían experiencia y no la tenía. De lo que se trata es de empezar desde cero e ir avanzando, capítulo a capítulo con el libro. Muchas veces nos centramos en lo malo en vez de hacerlo en lo bueno, en lo que podemos aportar a la empresa. A los técnicos de selección lo que les importa es que puedas desempeñar el trabajo.

¿Se miente mucho en las entrevistas de trabajo?

Sobre todo con el nivel de inglés y es una tontería porque se nota muchísimo. Hay una fina línea entre mentir y saber venderte y contar tu historia. En estas entrevistas hay que hacer marketing de uno mismo. Lo que más se suele valorar es la actitud de las personas. Yo he contratado a gente que era apta para el puesto pero que no iba a rendir más que una persona que no sabía tanto pero que tenía más interés. Obviamente, hay puestos y puestos, a un médico no lo vas a contratar si no tiene la carrera o si te dice que algo no lo sabe hacer, pero que puede aprender por YouTube.

¿En qué sectores hay trabajo?

En los de las nuevas tecnologías, tienen buenas condiciones, y hay bootcamps en los que una persona de 40 o 50 años puede aprender y en los que se pueden reinventar.

¿El aspecto cuenta? ¿Es más fácil encontrar trabajo para una persona blanca que para una racializada?

Puede que haya discriminación, yo no la he visto y me gustaría pensar que es la mínima, pero sí que importa el aspecto en cuanto a que los reclutadores aunque tienen que ser objetivos, etiquetan inconscientemente, así que, si puedes ir a una entrevista limpio y peinado, ya transmites que te importa el puesto. El 80% de la información que damos es no verbal, así que, no podemos tirarnos en la silla o ir con la ropa rota.

¿Este afán por diferenciarnos con los currículos, no nos iguala?

Cuando comparto una plantilla de un correo siempre digo que las tienen que adaptar, también pongo ideas novedosas para inspirar a los lectores, pero hay que adaptarlas al sector. Además, yo cuando trabajé de reclutadora no tuve la suerte de recibir estas propuestas diferentes. Cuando recibes algo diferente es como un soplo de aire fresco, porque además, demuestras interés. Yo siempre aconsejo que las personas se informen sobre la empresa a la que van a mandar el currículo.

¿Pesan las redes sociales a la hora de contratar?

No, a no ser que seas del sector de la comunicación y tengas unas buenas redes sociales, porque eso demuestra que sabes hacerlo, aunque si eres activa en LinkedIn sí que puedes tener más contactos y te pueden llegar más ofertas.

¿Tener contactos es igual que tener enchufe?

Los contactos son importantes. Yo empecé y quería encontrar trabajo a través de ofertas, porque no quería ser una enchufada, pero me he dado cuenta de que enchufe es cuando te dan un puesto de trabajo sin saber si vales para él, pero si estás en redes sociales, si vas a actos y a charlas, te puede conocer más gente y te pueden avisar de las ofertas que hay, sobre todo, en ciudades pequeñas o en determinados sectores, como el artístico, así que, hay que invertir en hacer contactos.

Compartir el artículo

stats