Kiosco

La Opinión de A Coruña

El alza de los precios en la construcción duplica el coste de la reforma del mercado de Monte Alto

El presupuesto de ejecución del proyecto se encareció un 95% con respecto al licitado hace tres años | Las cuatro constructoras que participaron en el primer concurso renunciaron a ejecutar la obra por la subida de los costes

Mercado municipal de Monte Alto y plaza situada sobre el mismo. 13Fotos

El continuo incremento que experimentan los precios en el sector de la construcción en los últimos meses derivó en la necesidad de duplicar el presupuesto de la reforma del mercado de Monte Alto, que el Concello sacó a licitación de nuevo la semana pasada tras haber renunciado a realizar las obras las cuatro empresas que participaron en el primer concurso. De los 2,6 millones que figuraban como presupuesto de ejecución material de esta actuación en mayo de 2019 se pasa ahora 5,1 millones por los mismos conceptos, a los que hay que sumar los introducidos en el nuevo proyecto, que incrementan el coste hasta 7,2 millones, sin impuestos.

El presupuesto total de hace tres años era de 3,7 millones al añadir el beneficio industrial, los gastos generales y el IVA, mientras que el actual llega a los 10,4 millones al sumarle esos conceptos. La primera licitación se efectuó en mayo de 2021 y, aunque la apertura de las ofertas se hizo al mes siguiente, el Gobierno local no adjudicó el proyecto hasta el 14 de enero de este año. La empresa adjudicataria, Construcciones Ángel Jove, acabó por desistir de llevar a cabo las obras y lo justificó por ver “imposible mantener los precios ofertados” debido a los incrementos que se habían producido en los precios de los materiales.

Proyecon Galicia y Obras y Servicios Gómez Crespo, segunda y tercera clasificadas en ese mismo concurso, no hicieron mención de los efectos de la inflación, pero también renunciaron a la adjudicación amparándose en el retraso que se había producido. López Cao, la última de las participantes en la licitación, adoptó la misma decisión, para lo que aprovechó la posibilidad que le da la legislación de hacerlo al superarse el plazo máximo para adjudicar el proyecto, que era de cuatro meses según el pliego del concurso y llegó a los siete, lo que permitió a estas empresas recuperar los avales que habían depositado como garantía.

La obra del mercado de Monte Alto no es la única que se ha visto afectada por la inflación galopante que padece la construcción. La rehabilitación del edificio municipal situado entre las calles San Nicolás y Marqués de Pontejos fue presupuestada por el Concello en noviembre en 1,19 millones, pero al licitarse la semana pasada el coste se incrementó en un 47% para alcanzar los 1,75 millones.

Este fenómeno influyó también en la crisis de la empresa Arias Infraestructuras, que ya atravesaba importante problemas financieros, también resultó perjudicada por la inflación y se vio obligada a paralizar las obras que realizaba en las calles Aguillón (San Pedro de Visma), San Leopoldo (Agra do Orzán) y avenida de Oza (Casablanca), así como la ampliación del campo de fútbol de Eirís, al tiempo que dejó de prestar el servicio de mantenimiento y reparación de las aceras y áreas peatonales de la mitad del municipio, que le suponía unos ingresos de dos millones de euros al año.

Los perjuicios del imparable crecimiento de los precios en la construcción han sido puestos de manifiesto tanto por los promotores como por los constructores. En declaraciones a este periódico el mes pasado, ambos colectivos de empresarios manifestaban que la situación les lleva a ralentizar la puesta en marcha de nuevos proyectos. “No hay empresa que soporte esto, porque cuanto más trabajas más pierdes”, aseguró Juan José Yáñez, secretario general de la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco), quien constataba la existencia de una “preocupación inmensa” en el sector que fue transmitida a la Xunta.

“Estamos ejecutando las obras a pérdidas, no somos capaces de asumir los contratos que tenemos porque el incremento de precios es tan brutal que el principio de riesgo y ventura de la contratación está más que superado”, afirmó Diego Vázquez-Reino, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de A Coruña (Apecco), quien señaló que algunos materiales de construcción han aumentado su precio un 200%.

El proyecto incorpora nuevas actuaciones

Además del aumento de los precios, la reforma del mercado de Monte Alto contará con un presupuesto mayor al haberse añadido al proyecto la peatonalización de la calle Joaquín González (461.000 euros), el equipamiento interior del mercado (644.000 euros), el de la escuela infantil (140.000) y la instalación del mercado provisional en la plaza de Indalecio Prieto (857.000 euros). Esta última iniciativa ofertará al menos 22 puestos a los placeros actuales, que se ubicarán a 500 metros de su emplazamiento tradicional.

La actuación, que tiene un plazo de ejecución de 26 meses, incluirá también la remodelación de la plaza de Monte Alto, en la que se retirarán los lucernarios que iluminan el interior del mercado, al que se dotará de un ascensor de uso público. La escuela infantil pasará de tener dos plantas a una, con patio interior, mientras que el mercado, que tiene 2.797 metros cuadrados de superficie construida, se conectará con las calles de su entorno mediante escaleras, rampas y balcones.

La reforma del mercado y la plaza de Monte Alto fue una promesa electoral del Partido Popular en el año 2015. Al perder los comicios de ese año, el Gobierno local de Marea Atlántica retomó esa idea y la amplió, aunque el proyecto no estuvo redactado hasta principios de 2019, poco antes de las elecciones municipales que llevaron a la Alcaldía a los socialistas. El documento no recibió la aprobación del nuevo Ejecutivo municipal hasta un año después y no salió a licitación hasta mayo de 2021, mientras que su adjudicación fue en enero de 2022.

Compartir el artículo

stats