Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Estado fía la solución de la deuda del Puerto de A Coruña a los proyectos energéticos en Langosteira

El presidente de Puertos cree que la Autoridad Portuaria podrá “afrontar perfectamente” su endeudamiento | Se reúne con la alcaldesa pero evita referirse a la condonación

Fernando González Laxe, Julio Abalde, Álvaro Rodríguez Dapena y Martín Fernández Prado, en la presentación del ‘Anuario de Estudios Marítimos’. Casteleiro/Roller Agencia

Casi un año y medio después de que su antecesor, Francisco Toledo, advirtiese de “la situación financiera difícil” de la Autoridad Portuaria de A Coruña” y de la necesidad de replantear la “rentabilidad económica y social” de la inversión en la conexión ferroviaria de punta Langosteira por la pérdida del 80% del tráfico previsto, el nuevo presidente de Puertos del Estado, Álvaro Rodríguez Dapena, manifestó este miércoles en la ciudad que las nuevas perspectivas de negocio del puerto, en especial las ligadas a los proyectos relacionados con la transición energética, “hacen que cualquier problema de origen financiero que podamos tener disminuya ampliamente y se pueda afrontar perfectamente el endeudamiento adquirido”.

Rodríguez Dapena despejó los negros nubarrones que Toledo pintó sobre el futuro económico del Puerto y aseguró que las cifras a largo plazo manejadas por Puertos del Estado “avalan” la confianza en que será capaz de resolver su situación financiera, a lo que añadió que este organismo analizó con la Autoridad Portuaria su plan de empresa y le ve “viabilidad”.

Según dijo, el puerto de A Coruña no solo debe ser un nodo logístico del transporte de mercancías y de crucero, sino también para las actividades relacionadas con la transición energética, ya que destacó que punta Langosteira es uno de los puertos españoles “mejor valorados por cualquier grupo empresarial” vinculado a este sector, hasta el punto de que aseguró que recibe llamadas continuas para informarse sobre el puerto exterior coruñés en referencia a estas iniciativas industriales.

Pero Rodríguez Dapena eludió pronunciarse sobre la posibilidad de que el Estado condone la deuda del Puerto, como reclaman todas las fuerzas políticas municipales. Tan solo dijo que ayer tenía previsto entrevistarse con la alcaldesa, Inés Rey, quien insiste en que no ha renunciado a exigir el perdón de la deuda portuaria, y que la Autoridad Portuaria debe ser “autosuficiente”, en referencia a que tiene que generar los recursos necesarios para hacer frente a sus obligaciones económicas.

El presidente de Puertos del Estado desvinculó además la operación diseñada para adquirir los muelles de la Batería y Calvo Sotelo, los primeros que se liberarán, de la reducción de la deuda de la Autoridad Portuaria, ya que indicó que esa iniciativa no debe verse “como una búsqueda de financiación para el Puerto, porque hoy tiene una cartera de clientes que está en otra dimensión, que es muy ambiciosa y realista”.

En su opinión, la adquisición del suelo portuario debe realizarse “pensando en la ciudad para que el ciudadano se reencuentre con los muelles” y advirtió que esta operación es “responsabilidad de todas las administraciones”. Por esta razón alabó la implicación de la Xunta por proponer la aportación de fondos para la compra de muelles y puso de relieve que una intervención de esta clase “requiere un consenso sobre la mejor forma de llevarla a cabo”, aunque se mostró “convencido” de que se logrará.

El Puerto espera desde hace meses a que el Concello defina su postura sobre el convenio mediante el que se comprarán la Batería y Calvo Sotelo, después de haber propuesto adquirir el 75% de su propiedad. Xunta y Autoridad Portuaria consideran que debe aportar el mismo porcentaje para la urbanización de esos muelles, pero el Gobierno local discrepa y desde entonces mantiene bloqueada la firma del acuerdo que hará posible la operación.

Las palabras de Rodríguez Dapena van en la misma línea de las declaraciones efectuadas por el presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, en los últimos días sobre la implantación de nuevas actividades empresariales en punta Langosteira. Según explicó, hay varias compañías que han presentado proyectos para establecerse en la dársena exterior pero que no lo han anunciado porque están pendientes de autorizaciones administrativas, en especial de las relacionadas con el medio ambiente.

El Puerto pretende que Langosteira se convierta en un enclave de referencia para las iniciativas vinculadas a las nuevas fuentes energéticas, como la generación eólica o el hidrógeno verde.

Un anuario para la investigación marítima

“Queremos un ser un punto de referencia en la investigación jurídica, marina civil y náutica y de economía-sociología”, dijo este miércoles Fernando González Laxe, sobre la labor del Instituto de Estudios Marítimos de la Universidade da Coruña que preside. Tras lanzar una colección de publicaciones y crear un máster, el instituto edita ahora el Anuario de Estudios Marítimos, en el que divulga toda clase de investigaciones relacionadas con el mar. Durante su presentación ayer en el rectorado, Laxe advirtió que el mar es “la plataforma del futuro” porque en el mismo se concentran los alimentos, la energía, los minerales y la población, pero que España “todavía no ha apostado por la maritimización” a pesar de que el 85% del comercio mundial se realiza por mar y de que “la apuesta europea está por el crecimiento azul y la economía azul”. También destacó que Francia y Portugal tienen Ministerio del Mar con mucha menos costa que España, donde “si llamas a un responsable político para hacerle una foto con un tren de alta velocidad acepta, pero si es con un contenedor marítimo la rechaza, a pesar de que es riqueza, empleo y crecimiento”. Para Álvaro Rodríguez Dapena, presidente de Puertos del Estado, el anuario es un “producto muy innovador por integrar distintas perspectivas al abordar el estudio de la mar”, así como por “utilizar el dato para hacer análisis”. También apuntó las líneas de investigación que se están abriendo en la actividad marítima ante la inminente descarbonización de este tipo de transporte, aspecto en el que incidió el rector, Julio Abalde, quien señaló que todas las titulaciones de la Universidade da Coruña tienen vinculación con el mar. La institución debe dar soporte en su opinión a las empresas que desarrollarán en Galicia la energía eólica marina, así como trabajar con el Puerto sobre los proyectos de energías verdes.

Compartir el artículo

stats