Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello solicita a Transportes la ayuda para rebajar un 30% el bus durante casi un año

Los usuarios disfrutarían del descuento del 1 de septiembre al 31 de julio de 2023 ERey pide aportación a la Xunta, pero esta insiste en que “se desconoce” el importe exacto de la ayuda

Tres autobuses de Tranvías circulan por la Marina. | // CARLOS PARDELLAS

El Concello ha solicitado al Ministerio de Transportes y Movilidad una ayuda para rebajar un 30% el billete de autobús para los usuarios de la tarjeta Millennium. De esta forma, el viaje con bonobús pasaría de los 75 céntimos actuales a 52. También se aplicaría el descuento al bono social —de 0,23 a 0,16— y a la tarifa universitaria —de 0,30 a 0,21—. La alcaldesa, Inés Rey, aseguró ayer que el Ejecutivo local “cumple con los requisitos” del Gobierno central, por lo que espera que se resuelva cuanto antes para poder aplicar las bonificaciones desde el 1 de septiembre. La medida se aplicaría hasta el 31 de julio de 2023.

“Es una rebaja considerable”, apuntó Rey, que cree que esto “fomentará el uso del transporte público”. La medida lanzada por Pedro Sánchez forma parte de las propuestas para hacer frente a la inflación causada por las consecuencias de la guerra de Ucrania.

Tras formalizar la petición ante Transportes, la alcaldesa instó a la Xunta a aportar el resto de la ayuda para alcanzar el descuento del 50% y poder rebajar la tarifa básica de la Millennium a 37 céntimos. Rey criticó la “inacción” de un Gobierno gallego ante esta situación, mientras que la Consellería de Infraestruturas explica que todavía “desconoce si el importe de la ayuda por parte del Gobierno de España para la bonificación del transporte público cubrirá el coste del descuento del 30% en los bonos”. “Lo que está claro es que los 200 millones de euros previstos por el Gobierno no llegarán si todas las administraciones con competencias en transportes se adhieren a esta iniciativa”, exponen fuentes de la Xunta, que recuerda que ya financia “el 100% del transbordo en aquellos autobuses urbanos que están adheridos al Plan de Transporte Metropolitano de la Xunta, como es el caso del Concello de A Coruña”.

El Ministerio de Transportes todavía no ha concretado cuánto dinero recibirá cada comunidad autónoma. Cuando se anunciaron las ayudas, Madrid apuntó que necesitaría 80 de los 200 millones disponibles para aplicar esa rebaja.

El concejal de Urbanismo y Movilidad, Francisco Dinís Díaz, ya había anunciado hace un mes, en el pleno, la intención del Concello de solicitar estas ayudas del Gobierno central. Para Rey es una forma de “responder a las necesidades de la gente en un momento como el que estamos viviendo”. “Espero que la Xunta haga los deberes”, insistió. Dinís, además, recalcó la necesidad de modificar los recorridos de los autobuses urbanos —ya formaba parte del programa electoral— y cambiar los vehículos actuales por unos nuevos, pero ninguna de estas medidas se ha materializado, a pesar de que ya había informado de ello el anterior edil de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, que dimitió el pasado mes de marzo. Tampoco se ha llevado a cabo la implantación del carril bus en la calle Juan Flórez que el Gobierno local anunció en 2020. El objetivo era facilitar el tránsito hacia la plaza de Pontevedra.

Compartir el artículo

stats