Entrevista | Escritora coruñesa

Abril Camino: “En Tinder se puede encontrar el amor”

La autora narra en la comedia ‘Las 27 citas de Charlotte May’, publicada en Planeta, experiencias que le han ocurrido a ella y a personas cercanas

La escritora coruñesa Abril Camino.

La escritora coruñesa Abril Camino. / NINES MÍGUEZ

Ana R. Piñeiro

Su pasión por la literatura la llevó a licenciarse en Filología Hispánica e Inglesa. Abril Camino, coruñesa de 1980, dice que nació en 2015, cuando empezó a escribir novelas de amor y sentimientos, ya sean románticos, fraternales, familiares o entre amigos Y le fue muy bien porque desde hace cuatro años vive exclusivamente de escribir y acaba de publicar su décimo octava novela, Las 27 citas de Charlotte May (Planeta), una comedia romántica sobre el amor en tiempos de Tinder.

Presenta su novela número 18 en siete años, ¿se considera la nueva Corín Tellado?

Bueno, me quedo muy lejos, pero sí que ha habido años muy productivos. Me dedico a escribir como trabajo exclusivo desde 2018, antes publicaba una novela al año y ahora con todo el tiempo para dedicarle es como si se sobrara tiempo, que no me sobra.

En febrero de este año publicó un libro autoeditado y ahora debuta con Planeta, ¿cómo combina ambas fórmulas?

He estado autoeditándome hasta febrero y anteriormente tuve otras dos experiencias editoriales, con ediciones B y con Titania, en aquel momento preferí combinar ambas fórmulas, ahora prefiero centrarme en el mundo editorial tradicional. Son experiencias diferentes completamente, la autoedición tiene todavía un público limitado y había mucha gente a la que no llegaba y que ahora si puedo llegar, sobre todo con Planeta. Estaría loca si dejara pasar esa oportunidad.

Con Las 27 citas de Charlotte May aborda el amor en los tiempos de Tinder.

Aunque no todas las citas de la novela son a través de Tinder ni por una app, trato de ese mundo de las citas acelerado, precipitado y cómo puede acabar.

La protagonista decide a los 30 años buscar el amor de su vida, ¿responde a un perfil común de la mujer hoy en día?

Siempre hay unas pequeñas crisis cuando cumplimos un número redondo o hay un cambio de década. Y Charlotte, como ella misma dice, está en periodo de enajenación transitoria, ya que en realidad ella no es la chica romántica que quiere un príncipe azul. Es una epifanía que se le mete en la cabeza durante unos meses.

Las citas que narra se basan en experiencias reales, ¿ha tenido que suavizar o ha exagerado por licencia literaria?

Las 27 citas están basadas en cosas que le han pasado a mis amigas, a mis primas o a mí. Cuando me las contaban, me decían “tienes que escribirlas en una novela”. Y aquí está. Más bien he refinado porque, aunque es una comedia y el humor tiene un punto histriónico, la realidad supera la ficción muchas veces y hay cosas que resultarían inverosímiles.

¿Nos puede adelantar alguna de las más descabelladas?

Hay varias. Por ejemplo, Charlotte es vegetariana y una de sus citas la invita a una corrida de toros. Ella deja claro que no quiere salir con hombres que tengan hijos y de repente se encuentra con uno con familia numerosa y dispuesto a tener más.

¿Tinder funciona para encontrar el amor?

Creo que sí, aunque a mí no me va. Lo he utilizado un tiempo y no me gustaba mucho la dinámica. Tengo gente alrededor que sí lo ha encontrado e incluso he ido a una boda Tinder.

¿Por qué ambienta la historia en Londres?

Es mi ciudad favorita del mundo, he estado más de veinte veces y, quitando A Coruña, es quizás el lugar del mundo donde podría ambientar una historia más cómodamente sin tener que hacer una labor de documentación exhaustiva. Aparte en este caso, al transcurrir la novela en el mundo de la moda a muy alto nivel, necesitaba una ciudad sede mundial de esa industria.

Sostiene que nació en 2015, cuando publicó su primera novela, ¿en qué momento se encuentra a sus siete años?

En la juventud literaria. He madurado mucho con respecto a mis primeras novelas pero no estoy en la madurez definitiva. Y tampoco sé si quiero que llegue tan pronto, no por mi edad sino por los años que llevo dedicándome a esto.

¿Le ha resultado muy complicado llegar a poder vivir de la literatura?

Nunca me planteé llegar a vivir de la escritura, es un planteamiento poco realista, aunque quede raro que lo diga yo. Es muy difícil y consiste en trabajar muchísimo, tener un mínimo de talento y muchísima suerte. Mi suerte fue empezar a autopublicar en un momento en que se autopublicaba muy poco y eso me dio visibilidad.

¿Deja su huella de gallega en su obra?

Aunque de momento ninguna de mis obras está ambientada en Galicia, me dicen, sobre todo en esta, que se puede ver la retranca, además del humor británico.

¿Es una autora exclusivamente de novela romántica o se ve explorando otros géneros?

Siempre he escrito sobre sentimientos, sobre amor, y con un poco de drama. Me interesa mucho la parte de trasfondo psicológico de los personajes, por qué sienten de determinada manera, y no me apetece mucho irme a otro lugar.

Resume su vida en tres palabras: leer, escribir y viajar, ¿como lectora, acude a otros géneros literarios?

Cada vez leo menos romántica, me gusta la novela negra, la histórica, la narrativa en general, los clásicos, a los que estoy volviendo (después de estudiar dos filologías los acabe aburriendo un poco), ensayo, poesía de vez en cuando.

¿Tiene miedo al folio en blanco?

No. Dedico mucho tiempo a convivir con la novela, me paso meses planificándola y la fase de escribir es la más breve comparada con las demás. El problema al folio en banco te pasa cuando no planificas la novela, cuando tienes todo claro es raro. Hay días que escribo 4.000 palabras y otros 350.

¿Qué está leyendo ahora?

Tres libros (siempre leo varios a la vez, no tengo claro que sea una virtud): Grandes esperanzas de Dickens, Deixe a súa mensaxe despois da sinal, de Arantza Portabales, y Atlántico, una especie de biografía de Xoel López.

¿Cuál es su referente?

Tengo varios, pero por decir solo uno: Ágatha Christie, por la profesionalización de la escritora, por la dificultad en su época de ser escritora, mujer y madre y porque no he encontrado ningún escritor de misterio que me guste más que ella y mira que lo intento.

Suscríbete para seguir leyendo