Toda la oposición reclama que A Coruña regularice la ampliación de las terrazas

Se permitió a los hosteleros expandirlas a plazas de aparcamiento por el COVID, pero la medida se prorrogó y la ordenanza definitiva lleva pendiente un año

Terrazas en la Marina.

Terrazas en la Marina. / CARLOS PARDELLAS

Durante el momento más duro de la pandemia, el Concello de A Coruña permitió a los hosteleros extender las terrazas a plazas de párking, pero, cerca de un año tras el final de la emergencia sanitaria, siguen ocupándolas, así como espacio peatonal en zonas como la Marina o la plaza del Humor, sin una regularización definitiva que piden todos los grupos de la oposición.

Esta, según afirmó el año pasado el anterior edil de Urbanismo y Movilidad, Juan Díaz Villoslada, se fijaría con una nueva ordenanza de terrazas, pero aún no se ha propuesto.

Según indica el PP, la ampliación de terrazas se aprobó “en un momento extraordinario”, cuando había restricciones de aforo, los recintos interiores se encontraban cerrados y las mesas tenían que estar separadas.

Pero ahora, con una “eliminación masiva de aparcamiento por toda la ciudad sin alternativa”, el partido reclama que el Gobierno local tiene que “sentarse a dialogar con vecinos y hosteleros para encontrar un punto de encuentro” que no entorpezca la vida de la ciudad.

La portavoz municipal de Marea, María García, defiende que la extensión de las terrazas, tomada “en un momento complicado” para la hostelería, tuvo “un alto coste para la ciudadanía: la pérdida de espacio público”. Cree que la medida establece discriminaciones entre los establecimientos de la ciudad, ya que “no todos tienen delante una plaza o una acera amplia que ocupar” y que el procedimiento para implantarlo resulta “poco sensible a las diferencias entre locales”.

Según indica, el grupo no tiene “más noticia” sobre la regularización que “una estela de declaraciones contradictorias” de la alcaldesa socialista, Inés Rey. La regidora señaló esta semana, a preguntas de este diario, que “no hay fecha definitiva” para la nueva ordenanza y que en esta “ya se verá” si se mantiene la ampliación de terrazas.

El BNG insta al Gobierno local a “que concrete cuanto antes su propuesta de reforma de la ordenanza de terrazas”, que valorarán cuando la conozcan. El grupo sí que defiende que hay que regular las terrazas “de manera homogénea en toda la ciudad”, evitando discriminaciones entre establecimientos hosteleros. Los nacionalistas también insisten en que la regulación definitiva de las terrazas debe realizarse “priorizando siempre la accesibilidad universal” para los vecinos.

Suscríbete para seguir leyendo