Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Concello y la concesionaria abonarán las pagas atrasadas a los vigilantes municipales

A diez trabajadores se les adeudaban cantidades de hasta 14.000 euros

La concesionaria municipal Mersant, encargada de la vigilancia del Kiosko Alfonso, el edificio de la Casa da Cultura y la estación de autobuses, dejó de abonar las nóminas en diciembre de 2021. Perdió el contrato por impagos en marzo, pero diez de los empleados siguen sin recibir sus sueldos, con deudas que engloban, en algunos casos, nueve mensualidades contando las pagas extraordinarias. Una conciliación entre el Concello, la nueva concesionaria y los trabajadores acordó este lunes que se les abonarán en quince días.

Según señala uno de los empleados, Bruno Bregua, los empleados de la estación de autobuses ya tuvieron un acuerdo anterior, pero los diez restantes pasaron a trabajar en julio para una nueva concesionaria, Ilunion. “Tenía que hacerse cargo de la deuda anterior”, explica Bregua, con los fondos que el Ayuntamiento retuvo a Mersant por los impagos. “Pero estuvieron esperando a que saliesen los juicios que habíamos interpuesto. Ahora han empezado a salir fallos favorables y tenían que pagar”, interpreta el vigilante.

Bregua no puede cuantificar el montante total de la deuda, pero señala que a la persona que más dinero se le debía tenía que cobrar 14.000 euros brutos. La cuestión monetaria de los trabajadores, que estuvieron acudiendo durante meses a su puesto de trabajo sin cobrar, sigue pendiente, pues quedan los intereses de demora. “No sé en qué va a quedar eso”, indica el empleado.

El Gobierno local no ha aclarado a este diario si debe abonarlos el Concello, la anterior concesionaria o la actual, y se limita a afirmar que está “cumpliendo con lo prometido” de normalizar la situación de los vigilantes. “Se han regularizado esos contratos y se le está pagando a los trabajadores aquello que se les debe”, indica el Concello.

Compartir el artículo

stats