Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Las inversiones de la Xunta en la comarca: Vía ártabra, polígono de Morás y la obra del río de Sada, principales apuestas

Las cuentas de 2023 reservan fondos para el centro de salud de Abegondo, los accesos al puerto de Lorbé y la ampliación de la depuradora sadense

Obras de conexión de la vía ártabra en Iñás. CARLOS PARDELLAS

El presupuesto de la Xunta para 2023 depara pocas sorpresas en las comarcas coruñesa y betanceira. La construcción de la vía ártabra y las obras en el polígono de Morás absorben buena parte de la inversión autonómica. Como principales novedades, el Gobierno gallego reserva fondos para dos actuaciones largamente demandadas en Sada, la que permita paliar las inundaciones en el centro y la mejora de la depuradora. Las cuentas consignan además crédito para el nuevo centro de salud de Abegondo y para actuaciones ya en marcha, la mayor parte dirigidas a la mejora de los servicios básicos de agua y saneamiento.

La anulación judicial del proyecto de trazado y constructivo de la vía ártabra (AC-13), después de un importante retraso en las obras por la necesidad de ejecutar retranqueos en conducciones de servicios, ha llevado a la Xunta a modificar su planificación. Parte de los 12 millones previstos para este año que no se han podido ejecutar se trasvasan a 2023, cuando las cuentas autonómicas reservan 13 millones para completar la conexión en Iñás, Oleiros.. Para 2024, la Xunta consigna solo 250.000 euros en previsión de posibles acciones por el proceso judicial a raíz del recurso del Concello de Cambre. Para 2025, el Gobierno gallego confía en retomar los trabajos de enlace hasta la autopista AP-9 y destina cinco millones y para 2026, cuando pretende acabar esa conexión, consigna 15 millones. Por ahora, deja sin presupuestar la conexión con la autovía A-6.

El polígono de Morás, en Arteixo, es un habitual en las cuentas de la Xunta desde hace cinco años, cuando se reactivó su urbanización. En este caso, los trabajos arrancaron en 2007 y se estima que continúen hasta 2024. El coste total alcanzará casi los 100 millones, y la inversión comprometida para el próximo año es de 5,2 millones de euros. El Gobierno gallego tiene previsto iniciar la construcción de la tercera fase de esta zona industrial.

En Oleiros, destaca la inclusión en los presupuestos de 270.000 euros para la mejora de los accesos desde la ártabra al puerto de Lorbé. El alcalde, Ángel García Seoane, celebró ayer que se impulse esta obra, “pendiente desde hace 12 años”.

En Cambre, la Consellería de Sanidade destina 180.000 euros a la reforma del centro de salud. Para crear las nuevas instalaciones sanitarias en Abegondo, el departamento autonómico consigna una partida de 2,1 millones de euros. También en el concello abegondés, se presupuestan 1,638 millones para la conservación de los recursos genéticos de agricultura y creación de banco de germoplasma en el Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo.

El municipio de Sada recibe dos de las principales nuevas inversiones de la Xunta en la comarca coruñesa. El presupuesto autonómico reserva 1,5 millones para ejecutar la obra que permita paliar las inundaciones en el centro del municipio. El Ejecutivo gallego ultima el proyecto constructivo, que plantea la reapertura del útimo tramo del río Maior hasta la desembocadura. Otra actuación de calado y largamente demandada por el Concello sadense, la mejora de la depuradora, se hace también hueco en las cuentas, con una reserva de crédito de casi dos millones para 2023 (el coste total de la obra es de 11 millones).

El área brigantina recibe fondos para actuaciones ya en marcha de mejora de los servicios básicos de saneamiento y abastecimiento, como la mejora de la depuración en Betanzos (320.000 euros), la ampliación de la red de abastecimiento de Curtis (presupuestada ya en 2021 y que recibirá 1,3 millones); la mejora del servicio de agua en las parroquias arteixanas de Larín y Monteagudo (480.000 euros), la nueva conducción de Morás (400.000 euros), o la ampliación del saneamiento en Irixoa (316.000 euros) y Coirós (462.000 euros) y del abastecimiento en A Laracha (1,8 millones).

Los presupuestos de la Xunta para 2023 consignan 944.000 euros para continuar con las rehabilitaciones en las viviendas adquiridas en el casco histórico de Betanzos y para comenzar la reforma del centro de salud de Curtis (100.000 euros).

Compartir el artículo

stats