Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Peatonalización con tenso debate

La obra para hacer peatonal Emilia Pardo Bazán arranca con la satisfacción de hosteleros y el rechazo de residentes | Inés Rey defiende que “muchos vecinos están a favor”

9

Arrancan las obras de peatonalización en la calle Emilia Pardo Bazán Víctor Echave

Los que sostienen que la peatonalización traerá movimiento y dinamismo a la calle contra los que señalan que esta acarreará una merma de la calidad de vida. Todos ellos, residentes de la calle Emilia Pardo Bazán: los primeros, sus hosteleros; los segundos, sus residentes. Posturas encontradas ante las obras de peatonalización que arrancaron ayer. Como consecuencia, el tramo de la calle comprendido entre Juan Flórez y Marcial del Adalid estará cortado hasta el próximo 9 de diciembre.

Los trabajos consistirán en la implantación de una plataforma única para elevar el nivel de la calzada e igualarlo al de las aceras y en la reordenación de terrazas. Los vecinos, que se han manifestado a través de la entidad vecinal Juan Flórez-Ensanche, critican que estas actuaciones “no han sido consensuadas” con ellos, y aseguran que se trata de “una imposición del Ayuntamiento”, que “solo favorece unos pocos”.

Como argumentos para su postura, los residentes, a través de esta asociación, esgrimen que las actuaciones, al aumentar el espacio destinado a terrazas, generará más ruido en una zona “ya saturada acústicamente” y “agravará la situación”. Instan al Concello a devolver a la calle a su estado previo al 13 de agosto de 2020, cuando se acometieron soluciones provisionales ante las restricciones de aforo derivadas de la pandemia, que incluían el aumento de la superficie destinada a terrazas. Los vecinos recuerdan además que en su día recogieron “más de 100 firmas” contra el proyecto.

La alcaldesa, Inés Rey, asegura que han mantenido “numerosas reuniones” por separado con hosteleros y vecinos, y afirma que la solución se trazó “pensando en el bien de los vecinos de la calle”, que contará con el sistema de chinchetas para delimitar terrazas que se sigue en otras zonas de la ciudad y que se contó con la opinión de “un montón de vecinos” para la redacción del proyecto, se estuvo abierto a sugerencias y se atendió algunas, como la recuperación del giro a la izquierda, los horarios de carga y descarga y planteamientos estéticos. Inés Rey defiende que hay “vecinos muy a favor” de la solución acordada.

Entre los hosteleros, sin embargo, parece no haber debate posible. Los propietarios de negocios de la zona han acogido la propuesta de peatonalización con satisfacción unánime. “Todos los hosteleros de la calle estamos de acuerdo. Se trata de subir la calle al nivel de la acera y hacerlo plataforma única. A los vecinos se les sigue permitiendo acceder para los garajes, carga y descarga en un horario y llamar a taxis”, señalan desde el restaurante La Nonna 52.

El empuje de los propietarios de los negocios al proyecto de peatonalización nace en aras del dinamismo que adquirió la calle desde que en agosto de 2020, en los momentos más crudos de la pandemia, se permitiese a los hosteleros instalar terrazas en las plazas de aparcamiento de la calle. La medida, concebida para paliar las pérdidas del sector ante las restricciones de aforo, fue muy popular entre los hosteleros, pues logró sus objetivos. “A nosotros nos ayudó mucho tener las terrazas, fue una gran ayuda durante la pandemia. A los gallegos les gustan las terrazas. Se notó mucho el aumento de gente”, apuntan desde el restaurante La Conquista.

Polémica en la plaza de Lugo

Los vecinos y las placeras del mercado de la plaza de Lugo han sido otros colectivos que escenificaron ayer su descontento por el proyecto municipal de reforma para el barrio, que recoge el aumento de la zona de carga y descarga de la calle, lo que reducirá uno de los carriles de un lateral del mercado a una sola vía. Vecinos y placeras temen que la actuación ralentice el tráfico. El portavoz municipal del PP, Miguel Lorenzo, pidió ayer al Concello que “consensúe las obras con los vecinos” de los barrios y critica que las actuaciones supongan la eliminación de más plazas de aparcamiento.

Compartir el artículo

stats