Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Las oportunidades por llegar de la Inteligencia Artificial

Expertas coruñesas en el ámbito tecnológico valoran las posibilidades que supondría para A Coruña ser sede del organismo estatal, una iniciativa de supervisión pionera en Europa

Actividad celebrada recientemente en el Centro de Investigación TIC (Citic). | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

La Agencia Estatal de Supervisión de la Inteligencia Artificial ha estado, estos días, en boca de administraciones, empresas tecnológicas y actores sociales e industriales como consecuencia de la disputada elección de la ciudad gallega que presentará su candidatura para albergarla. De entre las tres postulantes, A Coruña, Santiago y Ourense, la Xunta escogió avalar la propuesta coruñesa por su ecosistema TIC a nivel académico y empresarial. A Coruña competirá con ciudades como Alicante o Granada para ser sede del organismo estatal, que tendrá un peso en la regulación de la Inteligencia Artificial no solo a escala nacional, sino a nivel europeo.

“España se ha ofrecido como campo de pruebas para legislación europea en regulación de Inteligencia Artificial. Esto es importantísimo, porque sitúa a España, y, si se diese el caso, a A Coruña, en un punto relevante dentro de la Unión Europea”, explica la catedrática Amparo Alonso, coordinadora del grupo de investigación Lidia (Laboratorio de I+D en Inteligencia Artificial en Ciencias de la Computación) de la Universidade da Coruña.

De asentarse en A Coruña, la ciudad sería el lugar desde el que se gestionará todo lo relacionado con la regulación de este ámbito tecnológico, a través de un organismo que servirá de ejemplo a otras naciones en materia de supervisión y regulación de datos o software, y que fijará lindes en materia de transparencia, prohibiciones y condicionantes éticos en el desarrollo de esta tecnología. Contar con un organismo de estas características en la ciudad generará alrededor de 40 empleos directos y unos 100 interdisciplinares, calculan expertas, pero también posicionamiento europeo en uno de los asuntos primordiales en el desarrollo de esta tecnología: convertirla en una herramienta segura y que inspire confianza en las personas. Expertas “Esta agencia traerá unos 40 puestos directos y unos 100 interdisciplinares, e irá creciendo. El libro blanco de la inteligencia artificial aboga por la excelencia y la confianza, por poner a las personas en el centro de la Inteligencia Artificial, y en el que los sistemas sean auditables. Todo esto tiene que ver con propuestas como el Artificial Intelligence Act o el Data Act, que trata la regulación de todo lo que tiene que ver con los datos. Esta legislación vendría de esta agencia”, explica Alonso.

Una tarea capital y necesaria, debido al peso y la presencia que las técnicas de Inteligencia Artificial comienzan a tener en el día a día de la sociedad: de la medicina a la automoción, pasando por la industria, el ocio, la economía o los mecanismos de análisis. La regulación de este nuevo universo de posibilidades requiere, advierten las investigadoras, una supervisión que vaya más allá de los aspectos tecnológicos. “Si se hace bien, este tipo de agencias serán cada vez más importantes debido a la repercusión que tiene ahora la Inteligencia Artificial en nuestras vidas.

El mecanismo de supervisión debe tener en cuenta aspectos tecnológicos, pero también filosóficos, de derecho. Yo, como investigadora, conozco bien la parte tecnológica, pero desconozco como manejar esos otros aspectos”, señala la doctora en Informática Berta Guijarro, integrante del mismo grupo de investigación que coordina Alonso.

Para Guijarro, el ecosistema TIC de la ciudad, tanto a nivel empresarial como académico y especialmente por el potencial de intercambio y transferencia entre ambas, convierte la candidatura coruñesa en una propuesta competitiva, que redundará en beneficios para la comunidad más allá de las fronteras del municipio. “Sería fantástico tenerla, porque podrá atraer eventos de IA para toda Galicia. Lo veo como un beneficio para la comunidad. Hay que elegir un sitio porque es imposible que haya múltiples sedes, pero será positivo para todas”, insiste la investigadora.

Reacciones encontradas

La decisión del Nodo Gallego de Inteligencia Artificial (galicIA) de avalar la candidatura coruñesa por encima de las otras dos postulantes, Santiago y Ourense, ha despertado el malestar de los Gobiernos locales de las dos ciudades. Mientras que el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, calificó la decisión de “declaración de guerra” y manifestó su intención de concurrir igualmente sin el apoyo de la Xunta, el regidor compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, aseguró que estudiaba presentar alegaciones. El próximo lunes decidirá si sigue adelante con la candidatura compostelana, tras escuchar al resto de grupos y organismos que respaldaron la propuesta. Bugallo acusa a la Xunta de “cambiar las normas en mitad de la partida” y de “diseñar unos criterios que no se corresponden con los del ministerio”, que harían prevalecer la opción de Santiago por encima de la de A Coruña.

El Clúster TIC de Galicia, por su parte, ha trasladado su apoyo a la decisión de que A Coruña sea la candidata gallega a la sede. “Se trata de una decisión rigurosa, basada en datos objetivos, y consideramos que toda la comunidad se beneficiaría si finalmente Galicia resultase escogida como localización”, expuso su presidente, Antonio Rodríguez del Corral.

Compartir el artículo

stats