Los trabajadores y las trabajadoras de la UTE Albada, que gestiona la planta de tratamiento de basuras de Nostián, irán a la huelga los días 5, 7 y 9 de diciembre en demanda de un convenio “digno”, que recoja mejoras en sus condiciones laborales.

Lo harán, según han denunciado, tras llevar más de una década con los sueldos congelados y con “recorte” en sus condiciones laborales y sociales después del decaimiento del anterior convenio colectivo el 1 de enero de 2020. La huelga afectará a todo el personal de la UTE Albada de todos los turnos de trabajo y se concretará de la siguiente manera: de las 22.00 horas del próximo domingo 4 a las 22.00 horas del lunes 5 de diciembre; de las 22.00 del día 6 a las 22.00 horas del día 7 de diciembre; y de las 22.00 del jueves 8 hasta la misma hora del viernes 9 de diciembre.

El presidente del comité, Hadrián Canosa, explicó que en estos momentos las negociaciones con la empresa está bloqueadas después de que en la reunión del 17 de noviembre, Albada presentase una propuesta “inasumible”, que supone, alegó, “la congelación salarial para un período de seis años y también la pérdida de otros derechos económicos y sociales”. Canosa también aseguró que la oferta de la empresa no iguala las condiciones que estaban recogidas en el convenio colectivo anterior.

“Pero además, Albada pretende mantenernos congelados los salarios hasta 2028, es decir, a final de convenio llevaríamos 16 años sin actualizar nuestros sueldos”, apostilla el representante de la plantilla.