Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La unidad progresista se queda coja

Podemos y Esquerda Unida confirman su candidatura conjunta a los comicios locales, de la que Marea Atlántica se excluye por la negativa de Faraldo a entrar en su grupo municipal

Carmen Armada e Isabel Faraldo, en el centro, con militantes de EU y Podemos. Casteleiro/Roller Agencia

“Lo que pide esta ciudad es que las fuerzas progresistas vayan juntas a las elecciones municipales”, manifestó ayer la dirigente de Podemos Isabel Faraldo —también concejala no adscrita en la Corporación coruñesa— sobre la presencia de su partido, Esquerda Unida y Marea Atlántica en los próximos comicios locales. Las dos primeras fuerzas políticas confirmaron ayer lo que ya habían avanzado el mes pasado, su participación conjunta mediante una candidatura única, pero la presencia en esa lista de Marea Atlántica es, al menos por el momento, una posibilidad muy lejana.

Tras una reunión de la militancia de Podemos el pasado agosto, se enviaron sendas cartas a Esquerda Unida y Marea Atlántica invitándolas a conversar para la formación de una lista común para las municipales, pero el último de esos partidos no respondió a la oferta, según explicó Faraldo.

“No podemos quedar paradas a la espera de nadie porque la ciudadanía no espera”, declaró para justificar la creación de una candidatura de la que no formará parte Marea, que en los dos comicios municipales anteriores consiguió aglutinar a todo este espacio político.

“Estamos en un momento político que precisa un frente común, pero hay que tirar para delante”, señaló sobre esta cuestión Carmen Armada —que lidera la lista que en principio elaboró Esquerda Unida—, aunque también aclaró que tanto su partido como Podemos están “abiertos” a recibir la respuesta de Marea Atlántica si finalmente opta por ofrecerla.

Las próximas navidades será el momento en que se presente la lista con la que concurrirán a las elecciones y la persona que la encabezará, aspecto que los dos partidos no quisieron desvelar ayer. “Sería una imprudencia”, dijo Isabel Faraldo, porque considera que “aún está abierto el espacio”.

Pero para el partido cuya irrupción dio un vuelco a la política local coruñesa en 2015 al acceder a la Alcaldía con solo un año de existencia, la herida causada por la decisión de Faraldo de ocupar el puesto en la Corporación del dimitido Xiao Varela sin integrarse en el grupo municipal de Marea todavía sangra. Y la más reciente entrada en el Concello de Susana Soneira para relevar a Claudia Delso, que adoptó la misma postura que Faraldo, no hace más que refrendar el temor a que esa situación pueda repetirse en el futuro si se conformara una candidatura común para los tres partidos.

“En Marea Atlántica ya tenemos un candidato, Xan Xove, respaldado por un equipo de personas escogidas en primarias y por un proyecto sólido y contrastado para construir una ciudad justa, verde, feminista y democrática”, fue la respuesta proporcionada a este diario por Marea Atlántica a la pregunta de su postura sobre la propuesta de Esquerda Unida y Podemos.

La formación añadió que “lleva tres años y medio marcándole la agenda a Inés Rey”, en referencia a la asunción de sus propuestas como el programa Mover os baixos, la gratuidad de las escuelas infantiles municipales o la modificación del presupuesto que se aprobará hoy en un pleno extraordinario.

“Pedir unidad por parte de quien rompió el grupo municipal de Marea Atlántica es, cuando menos, contradictorio”, reprochó este partido a Faraldo, a quien reclamó que se responsabilice “de sus decisiones y de las consecuencias de sus decisiones”. Las dimensiones del daño causado por el rechazo de la dirigente de Podemos a la entrada en su grupo municipal quedan reflejadas en esta exigencia: “Cuando uno se equivoca, tiene que reconocerlo, explicarlo, rectificar y reparar el daño”. Y la sentencia final es incluso más clarificadora: “Las puertas de Marea Atlántica siguen como siempre: abiertas de par en par”, lo que revela que para esta formación, la unidad pasa por la integración del resto de partidos en su candidatura. Para abundar en esa postura, destaca que “la gente demanda ofertas políticas claras, confiables y cercanas. Alternativas, no ruido”.

Tanto Faraldo como Armada se esforzaron ayer por hacer patente la buena relación existente entre sus respectivos partidos. “Hay absoluta armonía y sintonía”, aseguró la primera, quien añadió que la candidatura común “no nace de ninguna situación forzada ni sobrevenida, sino de un espacio natural de trabajo conjunto”, mientras que la segunda dijo que se trata de “fuerzas hermanas” y que el electorado les comunica que “tiene ganas de votar a Unidas Podemos en las municipales”.

Podemos y EU con Sumar

Pese a las diferencias que existen sobre este proyecto a nivel nacional, Faraldo proclamó que “intentar separar el proceso de Unidas Podemos de Sumar es una entelequia”, a lo que añadió que considera “incuestionable” que Yolanda Díaz será la candidata de esa iniciativa política a la presidencia del Gobierno. También Carmen Armada incidió en este aspecto al estimar que “Sumar no suma, sino que multiplica”.

Faraldo anunció que los dos partidos realizarán ahora encuentros con la ciudadanía en los barrios para elaborar su programa y captar integrantes para su candidatura, así como que las dotaciones de infraestructuras para los barrios serán una de sus principales exigencias porque “cuanto más se alejan de María Pita más descuidadas están”.

Compartir el artículo

stats