La asociación cultural O Mural pide a la Xunta que intervenga para salvaguardar el mural que el artista Urbano Lugrís pintó en el local del 25 de la calle Olmos, y que empieza a presentar daños que ponen en peligro su integridad. La asociación denuncia la “inacción” del Concello, a quien pidieron que tomase medidas para frenar el deterioro de los frescos, ante el cuidado del patrimonio público. Desde O Mural aseguran que todos los grupos, salvo el PSOE, mostraron interés en sus demandas. El área de Patrimonio de la Xunta, por su parte, confirma que ha recibido el escrito de la asociación y que se encuentra estudiándolo.