La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El 091 traslada Extranjería y Policía Judicial de la avenida do Porto a la comisaría de Lonzas en A Coruña

Sindicatos policiales prevén perjuicios para los vecinos, con más colas para hacer trámites o declarar por delitos, menos aparcamientos y solo una línea de bus en la nueva ubicación

Un agente atiende llamadas en la comisaría de Lonzas. | // CARLOS PARDELLAS

La Policía Nacional se reorganiza en A Coruña. Efectivos de la Comisaría de Distrito Norte dejarán sus dependencias en la avenida do Porto para instalarse en la Comisaría Provincial de Lonzas. Agentes del grupo de Policía Judicial y de la Oficina de Extranjería, alrededor de una docena en total, saldrán del centro urbano, donde solo se mantendrán funciones administrativas, entre ellas los trámites relacionados con el Documento Nacional de Identidad, y una de las dos oficinas de denuncias de la ciudad. La medida tomada por los mandos policiales no es del agrado de los sindicatos, que, aunque son cautos respecto a los resultados derivados del cambio, auguran que los ciudadanos tendrán incomodidades para desplazarse a Lonzas, donde podría aumentar la carga de trabajo.

El motivo expuesto por los responsables de la Jefatura Superior de Policía (avenida do Porto) y de la Comisaría Provincial (Lonzas) para este traslado, que debería culminar el 2 de mayo, es el de que, para “optimizar los recursos humanos”, todas las unidades y servicios que dependen de las instalaciones del centro de la ciudad deben de concentrarse en Lonzas, y los que son de ámbito regional han de continuar en el edificio de la Jefatura Superior. Así, Secretaría General, Personal y Documentación seguirán en la avenida do Porto, junto a la oficina de denuncias; a la otra de estas oficinas, la de Lonzas, se la sumará a partir de ahora Extranjería y Policía Judicial.

Este cambio supondrá, según los sindicatos, que se juntarán más ciudadanos en Lonzas para realizar trámites relacionados con residencia y con denuncias (comunicaciones, declaraciones, identificaciones...). Esta acumulación de gente se producirá además en una zona de “escasos aparcamientos”, con “solo una línea del bus urbano” y de difícil accesibilidad “para quien no conoce” el lugar. Añaden que el traslado afecta también a la investigación de la delincuencia de pequeño orden, como hurtos, robos o lesiones, y a las víctimas y testigos, que ahora tendrán que ir a declarar a Lonzas en lugar de hacerlo en el centro de la ciudad.

“Nos parece un error esta decisión unilateral. Se está acabando con un sistema para unificar el trabajo, pero los agentes de Policía Judicial van a perder el contacto con la realidad de los barrios y los ciudadanos, en lugar de desplazarse al centro de la ciudad con comodidad lo van a hacer a un sitio con problemas de movilidad”, juzga Borja Varela, portavoz del sindicato policial CEP.

Otros agentes esperan que la reorganización suponga un aumento de la seguridad ahora en Lonzas, donde se concentrarán más servicios y usuarios para conseguir una supuesta “eficacia policial”. “No creemos que vaya a afectar gravemente la operatividad policial, pero Lonzas es más incómodo para los ciudadanos, va a haber colas allí, y quizá un poco de caos al principio. Tienes menos servicios que en el centro urbano, en caso de que tengas que desplazarte o hacer copias o fotos”, cree Antonio García, responsable regional del sindicato UFP, que prefiere dar “un margen de confianza” a esta medida.

Alberto Pérez, del SUP, prevé que la reestructuración no causará traumas, aunque apunta otra consecuencia perjudicial para los propios agentes: “La rutina de los desplazados cambiará, no es lo mismo movilizarte en el centro para compaginar hábitos laborales y familiares que hacerlo ahora en un extremo de la ciudad”.

Otras fuentes sindicales dudan de la eficacia que pueda tener el traslado a Lonzas de efectivos de la UIP (antidisturbios) y GOES (grupos especiales de seguridad), con sus vehículos, equipos y armamento, y señalan que, con el cambio, la Comisaría de Distrito Norte será “la única de España que no esté situada en su zona territorial”. Esta situación, añaden, puede afectar a la rapidez e inmediatez del trabajo policial, así como a la atención al ciudadano a la hora de hacer declaraciones, gestiones y trámites.

Compartir el artículo

stats