Los expropiados de Eirís por el hospital podrán permanecer en sus casas hasta finales de 2024

La Xunta prevé levantar en febrero las actas de expropiación en Pedralonga, donde se reubicarán las 22 familias, y licitar la urbanización

“Estamos incrédulos”, admiten los afectados, críticos por no conocer aún la indemnización

Segundo semestre de 2024. Hasta ese periodo, previsiblemente a la altura de finales de año, podrán permanecer al menos en sus casas las 22 familias de Eirís que serán expropiadas para que en sus terrenos la Xunta pueda ampliar el hospital de A Coruña. El plazo lo anunció ayer la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, en una visita al complejo sanitario. En el mismo acto aseguró que a mediados del último mes de este año el Gobierno gallego prevé adjudicar la ejecución de la torre polivalente, la demolición del hotel de pacientes y la redacción del proyecto de construcción y ejecución de los accesos al nuevo hospital.

Vázquez explicó que para poder adelantar “al máximo posible” la solución para los dueños de las viviendas afectadas por la ampliación del centro hospitalario en Eirís la Xunta quiere “adelantar” el levantamiento de actas de ocupación para el nuevo sector residencial en Pedralonga, destinado a la reubicación de los vecinos expropiados. Este trámite está previsto para mediados de febrero de 2024. Según la Xunta, los afectados podrán permanecer en sus casas “hasta avanzado el segundo semestre de 2024”, ya que tras el levantamiento de actas se licitará la urbanización del ámbito de Pedralonga.

La ampliación del Chuac obligará a expropiar a las 22 familias que ocupan las viviendas y la Xunta ofreció reubicar a los afectados en una finca de Pedralonga, en la que se podrían construir hasta 17 edificaciones. “El proyecto de urbanización está redactado, presentado, en fase de supervisión y nuestra previsión es licitar en febrero esta urbanización e iniciar las obras a mediados de 2024”, repasó Vázquez, para asegurar que la Xunta “dialoga y habla” con los expropiados”, que podrán seguir en sus viviendas “hasta que sea imprescindible” la ejecución de las actuaciones en sus terrenos.

Los afectados no se fían de las previsiones de la Xunta hasta que no estén escritas y firmadas en un contrato. “Estamos incrédulos. Hasta que todo esto no esté en un papel no tenemos ninguna garantía”, asegura Mónica Díaz, presidenta de la asociación de vecinos Uxío Carré de Eirís y portavoz de la Plataforma de Afectadas por la Ampliación del Chuac.

En la misma línea se manifiesta Pedro Magín uno de los vecinos de Eirís que va a ser expropiado y que cree que sería “una horrible noticia” tener que abandonar su hogar a mediados del próximo año cuando, comenta, la Xunta les avanzó en una reunión que podrían permanecer “hasta incluso mediados de 2025”. “No creo que les haga falta ese espacio todavía. Sigue siendo una tomadura de pelo, juegan con nuestra incertidumbre”, denuncia. Los vecinos siguen también a la espera de recibir una oferta económica por parte del Ejecutivo gallego como indemnización por la expropiación. “No ha habido ningún avance, no sabemos todavía nada”, aseguran.

Tres proyectos en marcha

La conselleira de Infraestruturas explicó que la Xunta realiza “un importante esfuerzo sin descanso” para poner en marcha el nuevo hospital “de vanguardia”. Los casi 40 millones consignados en los presupuestos del Ejecutivo para 2024 permitirán avanzar en los tres proyectos que están ahora en marcha: ejecutar la torre polivalente, demoler el hotel de pacientes y tener listo el proyecto y la ejecución de los accesos. “Estos tres contratos, que suman una inversión de más de 60 millones de euros, estarán adjudicados a mediados de diciembre para, tras su firma, comenzar los trabajos. En el caso de los accesos, las obras se iniciarán una vez redactado el proyecto de construcción”, explicó Vázquez. El proyecto básico de todo el nuevo Chuac ya está entregado, añadió, y el objetivo es acabar el proyecto de ejecución en el prime trimestre de 2024.

La nueva UCI estará en funcionamiento en enero con 29 ‘boxes’ individuales

Lo que la Xunta llama la fase 0 del nuevo Complejo Hospitalario de A Coruña (Chuac) avanza. Tras la puesta en marcha de un nuevo hospital de día con más de cien puestos y una unidad de hospitalización con 15 camas, la Xunta presentó este lunes la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), que empezará a operar el próximo mes de enero con 29 boxes individuales. Así lo confirmó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, durante su visita a las instalaciones. “Tenemos la ventaja de que en la zona anterior había 24 puestos y aquí son 29, con lo cual ganamos cinco puestos que estoy seguro que en el servicio de UCI van a agradecer y gestionar adecuadamente”, afirmó. Aseguró que el modelo de boxes individuales es “la solución perfecta” para las personas con enfermedades infecciosas. “Además este tipo de organización es mucho más confortable para el paciente y su familia y permite seguir avanzando en la humanización”, añadió el titular de Sanidade.

La inversión en material de los boxes asciende a cerca de tres millones de euros, con camas, equipos de monitorización o respiradores, entre otros. Las nuevas instalaciones se sitúan al lado de la actual UCI de coronarias y utilizan el mismo esquema organizativo, por lo que se podrán trasladar las camas de politraumatizados y cuidados intermedios y completar así un bloque integral de críticos en la sexta planta del hospital. Con la puesta en marcha de este nuevo espacio, la Xunta está cerrando la fase 0 del nuevo centro, en la que faltaría la inauguración de los nuevos espacios de Farmacia y de Urgencias.