El Ayuntamiento empezará a tramitar las multas de tráfico de forma directa en enero

Retirará la tarea a Emvsa, de la que el BNG pide que deje de ser un “cajón de sastre”

La Valedora advirtió de que esta labor debía dejar de realizarla “personal ajeno”

Francisco Jorquera da la mano a la alcaldesa, Inés Rey, con José Manuel Lage tras ella

Francisco Jorquera da la mano a la alcaldesa, Inés Rey, con José Manuel Lage tras ella / Iago López

El pleno de presupuestos transcurrió sin ataques entre socialistas y nacionalistas, pero el portavoz del BNG. Francisco Jorquera, sí que realizó varias peticiones al Concello, entre ellas que la Empresa Municipal de Vivenda Servicios y Actividades (Emvsa) se centre en la primera de las tareas que le dan nombre y deje de ser un “cajón de sastre” de encomiendas. El portavoz municipal, José Manuel Lage, prometió que el 1 de enero dejará de tramitar multas y que lo hará directamente el Concello.

La Valedora do Pobo criticó en su última memoria anual que la empresa estuviese realizando esta labor, a raíz de la protesta de un vecino. La protectora del ciudadano indica que una sentencia de 2020 del Tribunal Supremo “vino a clarificar qué tipo de funciones no podían realizarse por personal ajeno a la Administración” y que el fallo es “plenamente aplicable al caso de Emvsa”.

Lage indicó que la gestión de las multas por parte de Emvsa fue “una decisión que tomó en su momento el PP y que ha tenido consecuencias nefastas para la hacienda municipal”, aunque no las cuantificó. El próximo año, defendió, la tramitación de las sanciones se “internaliza” dentro de los esfuerzos para ir “reorientando” a Emvsa para que “esté destinada al hecho por el que fue creada”. Este año el Ayuntamiento le transfirió cerca de medio millón de euros a la sociedad para cubrir, con retraso, el déficit que le ocasionó entre 2016 y 2020 ocuparse de encargos municipales a pérdida.

Entre las encomiendas de Emvsa, además de las tramitación de las multas, se encuentra gestionar BiciCoruña y los aparcamientos municipales, o contratar a la empresa que lleva el polideportivo de O Castrillón. La reducción de estas tareas, que el BNG defendió durante el pasado mandato, forma parte del acuerdo político que este grupo firmó la semana pasada por el PSOE para aprobar los presupuestos. También se incluye aumentar la partida para las bolsas de vivienda de Emvsa y ceder suelo municipal para crear pisos en alquiler a precio tasado, con el objetivo de llegar a las 500 viviendas.

Jorquera también reclamó al Gobierno local se “esforzase” para promover los enlaces de Alvedro y que reuniese a la junta de gobierno del Consorcio para la Promoción de la Música, algo que no ha ocurrido desde inicio de mandato pese a que hay “problemas que es importante resolver”. En cuanto al Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE), el BNG indica que hay que “poner orden”, pues señala que hay fallos de gestión que, entre otros problemas, llevan a que “sistemáticamente” se reconozcan facturas extrajudicialmente.