La Audiencia Nacional investiga los pagos que hizo la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por servicios de coaching a Javier Enríquez, hijo del exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) José María Enríquez Negreira durante la presidencia de Ángel María Villar. Así consta en una providencia del 13 de marzo, firmada por el magistrado Alejandro Abascal, a la que ha tenido acceso El Periódico de España, que pertenece al mismo grupo que LA OPINIÓN, que en sintonía con la Fiscalía Anticorrupción ha encargado a la Intervención General del Estado (IGAE) que analice estos abonos, por al menos 4.400 euros, realizados entre 2011 y 2016.

En una reciente comparecencia de Andreu Camps, secretario general de la Federación, reconoció que también Javier Enríquez se benefició del cobro de 13.000 euros en virtud de la prima que se le pagó como miembro integrante del staff de la selección absoluta en la Eurocopa de 2008, en la que resultó victoriosa la Selección española entrenada entonces por Luis Aragonés.

Según explicó el dirigente federativo, Enríquez presentó facturas a la Federación durante siete años: “Se constata un pago en el año 2005, dos en 2006, tres en 2007, cuatro en 2008, dos en 2009, ninguno en 2010, uno en 2011 y uno en 2012”. La menor de ellas tuvo un importe de 250 euros y la mayor fue la de los 13.000 euros de prima. Alguna de ellas fue por labores de coaching de la plantilla arbitral del CTA, cuyo vicepresidente era su padre.

Escrito de LaLiga

El magistrado Alejandro Abascal ha dictado esta resolución después que LaLiga presentara un escrito ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, —en el que se investiga el caso Soule sobre la presunta corrupción de la Federación de Fútbol en tiempos de Villa—, en el que se reclamaba que el organismo federativo, ahora liderado por Luis Rubiales, aportara las facturas o soportes de los gastos contabilizados. Según el documento presentado por LaLiga, al que ha tenido acceso también este diario, dichos servicios de coaching resultaron abonados en parte por el organismo dirigido por Javier Tebas, de los que el 18,75% procedían de los ingresos obtenidos con las quinielas.

Esta decisión de la Audiencia Nacional se conoce apenas unos días después de que se hiciera público que la Fiscalía de Barcelona había denunciado por presunta corrupción continuada al FC Barcelona, como persona jurídica, por el pago de alrededor de 7 millones de euros al exdirigente arbitral Enríquez Negreira por supuestas asesorías.

Estas pesquisas han recaído en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, que tendrá que determinar si como defiende el Ministerio Público los pagos del equipo azulgrana a Enríquez Negreira tenían como objetivo que este “realizase actuaciones tendentes a favorecer al FC Barcelona en la toma de decisiones de los árbitros en los partidos que disputase el club, y así en los resultados de las competiciones”.

Otros de los querellados son los expresidentes del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu y Sandro Rosell, pero también los exejecutivos del club Óscar Grau y Albert Soler.

El papel de Contreras

El Ministerio de Hacienda bloqueó el pasado 26 de octubre la empresa Tresep 2014, de la que según publicaron los diarios infoLibre y El País se valió presuntamente el exdirectivo del FC Barcelona fallecido en diciembre Josep Contreras Arjona para cobrar junto a Enríquez Negreira el dinero que abonó el club azulgrana.

Así consta en una resolución firmada por la directora del departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Rosa María Prieto del Rey, adelantada por El Periódico de España, diario que pertenece al mismo grupo que LA OPINIÓN. En este sentido, la Real Federación Española de Fútbol ha defendido la legalidad de sus actuaciones.

Iturralde dice que Florentino le presionó tras un Madrid-Dépor

Iturralde denunció en la SER, a raíz del caso Negreira y de su polémica con Real Madrid TV, un episodio tras un partido en el Bernabéu frente al Dépor en el que Florentino le presionó para que le pitase “como al Barcelona”. Así lo relató. “Me llama a una habitación aparte. Investigadlo (a Real Madrid TV). Ganó 6-1 al Dépor. Acaba el partido, nos duchamos y salgo con los dos árbitros. Hay una persona que me mete en una habitación aparte y le digo: ‘No, con mis dos asistentes’. Esa persona me dice: ‘Yo solo os pido una cosa a los árbitros, que me pitéis igual que al Barcelona’. Yo le digo que a ver si me está haciendo una broma, que si es de verdad, y me dice que sí, y le digo que se ha acabado la conversación. Me quiso meter solo en una habitación. Y a la media hora ya lo sabía el CTA, lo puse yo en conocimiento de ellos, porque me parecía muy grave. Y ahí quedó. ¿Sanción? No hubo nada. Que empiecen desde muy arriba y así acaban rápido. Fue el señor Florentino Pérez. Para que vean lo que es presionar. No hay ningún árbitro corrupto. Me piré y lo dejé ahí. Fue en el Bernabéu”.