El CRAT Residencia Rialta se refuerza. Las bajas, bien por lesión bien por motivos personales, han obligado al club coruñés a mover ficha para buscar nuevas jugadoras para su plantilla. Y las de Arquitectura han vuelto a pescar en Países Bajos con el fichaje de Kaylee Geerlings, que será la cuarta neerlandesa del equipo coruñés en esta temporada. Geerlings, que cumplirá 22 años en enero, habitualmente actúa de zaguera, una posición en la que este año ya han jugado Elsa, Alevín, Estela y Selene. Precisamente, estas dos últimas no continuarán lo que resta de campaña, por lo que el CRAT necesitaba sumar efectivos en el puesto.

“No sé realmente lo que esperar de esta experiencia, es mi primera vez jugando en el extranjero”, afirma la neerlandesa, que se encontrará con sus compatriotas Kyra Elzinga, Nicky Dix y Quen Makkinga. “Me preguntaron si quería ayudarlas a ellas y al equipo en la segunda vuelta. Creo que su presencia me facilitará la adaptación, es muy bueno contar con unas compatriotas en la plantilla”, asegura la nueva incorporación del CRAT. Al contrario que las otras tres neerlandesas, Geerlings nunca ha sido internacional, aunque sí ha jugado con su selección en encuentros de preparación. Proviene del Rugby Club The Bassets, de Sassenheim. Mide 170 centímetros, pesa 65 kilos y también desempeña el rol de centro y alera. Tanto Geerlings como la irlandesa Anna Caplice, la otra incorporación, ya estarán disponibles para el primer partido del CRAT en 2023 contra El Salvador.