Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Dépor, en una racha con asterisco

El equipo blanquiazul busca asegurar la segunda plaza en la tabla y llegar con las mejores sensaciones a la fase de ascenso después de instalarse en una buena dinámica de resultados con luces y sombras

Los jugadores deportivistas saludan a la afición después de la victoria contra el Tudelano. | // CARLOS PARDELLAS

El Deportivo aseguró hace semanas su presencia en el play off de ascenso que se disputará en Galicia y ahora está a un paso de garantizarse la segunda posición que permite afrontar las eliminatorias con ventaja en caso de empate en la prórroga. Con una igualada más podría bastarle a los de Borja Jiménez para amarrar el subcampeonato gracias a la ventaja de cinco puntos que poseen sobre el Racing de Ferrol a falta de dos jornadas. Asegurados esos dos objetivos, el equipo blanquiazul se centra en llegar con las mejores sensaciones posibles a esa fase de ascenso que casi con total seguridad tendrá a Riazor como escenario para los deporivistas. Las dudas son el mayor enemigo, especialmente después de la imagen mostrada en el primer tiempo del partido contra el Tudelano.

Racha positiva. El Deportivo ha conseguido instalarse en este tramo final de la temporada en una buena dinámica de resultados. El conjunto blanquiazul se mantiene invicto desde su derrota contra el Celta B en Balaídos a finales del mes de marzo. Son siete partidos, con cinco victorias y dos empate, que le han permitido afianzarse en la segunda posición después de los titubeos con los que tuvo que convivir desde comienzos de año. Los resultados le han sonreído al conjunto de Borja Jiménez, pero ha alternado actuaciones convincentes con otras más discretas.

Una versión en Riazor y otra fuera. Los mejores partidos del Deportivo en este tramo reciente de la competición han llegado jugando como local, pero el pasado fin de semana la primera mitad contra el Tudelano fue muy pobre. Riazor se había convertido en el mejor argumento de la mejoría blanquiazul y el rendimiento en casa se presentaba como esperanzador sabiendo que el equipo disputaría las eliminatorias por el ascenso en su estadio, pero la imagen del sábado fue preocupante. El Deportivo se enfrenta ahora a esas dudas que generó el encuentro contra el Tudelano.

Grietas inesperadas en defensa. El equipo blanquiazul había recuperado en las últimas jornadas la solidez defensiva sobre la que construyó su dominio del campeonato en la primera vuelta, pero el Tudelano hizo saltar todo por los aires el sábado en Riazor. Los navarros, ya descendidos, se adelantaron hasta en tres ocasiones y expusieron la endeblez atrás de un equipo que pecó de exceso de confianza en un partido incómodo y que tardó en controlar. De encajar tres goles en los seis partidos anteriores pasó a recibirlos de una tacada en una primera parte para el olvido.

Más argumentos ofensivos. El Deportivo había vivido en ataque casi que en exclusiva de la aportación de Alberto Quiles, pero tras la pasada jornada ha recuperado a Miku después de meses de sequía. El delantero venezolano volvió a ver portería y no hicieron falta los tantos del onubense, que puso fin a una racha de seis partidos marcando de manera consecutiva.

Álvaro Rey se reincorpora a los entrenamientos con el resto del equipo

Álvaro Rey se reincorporó ayer a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros después de caerse de la convocatoria para el partido contra el Tudelano debido a un problema muscular. En un primer momento, el jugador temió que pudiera haber sufrido otra lesión, pero con el paso de los días se descartó que se fuera a perder más encuentros. El extremo se reincorporó ayer al trabajo con el grupo en el regreso a los entrenamientos de la plantilla después de la jornada de descanso para comenzar a preparar la visita al filial del Valladolid. Álvaro Rey podría así regresar a la lista de convocados tras su ausencia el pasado fin de semana. La nota negativa de la sesión de ayer en la ciudad deportiva de Abegondo fue la ausencia una vez más de Trilli, que no termina de reincorporarse de forma completa a los entrenamientos con el equipo. El canterano se ejercitó en solitario y las posibilidades de que pueda volver a jugar esta temporada y esté disponible para el play off cada vez son menores. En la sesión de ayer tampoco pudo participar Víctor García.



Compartir el artículo

stats