Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Rafa de Vicente | Centrocampista de la UD Sanse y exdeportivista

“Volvería a firmar con el Dépor a pesar de que no tuve el protagonismo que quería”

“Todos soñábamos con el ascenso perfecto en Riazor; era un sueño y es una espinita que llevaré clavada siempre” - “No espero un Deportivo con dudas, sino con ganas de revertir su situación”

Rafa de Vicente, durante un partido esta temporada con la UD Sanse. | // UD SANSE

Rafa de Vicente (Málaga, 1993) regresará mañana a Riazor en las filas de la UD Sanse tras una temporada como deportivista en la que no tuvo el protagonismo que le hubiera gustado. Después de un verano en el que tuvo que lidiar con la incertidumbre de estar sin equipo hasta bien entrado el mes de septiembre, el centrocampista ha encontrado acomodo en un San Sebastián de los Reyes que se ha instalado en la parte alta de la clasificación en este primer tramo del campeonato.

¿Qué tal ha sido su adaptación al Sanse?

Ahora asentado y disfrutando, sobre todo después de un verano que ha sido complicado.

¿Por qué complicado?

Al final se cierra el mercado y no firmas con nadie, pero eso son circunstancias que se dan muchas veces en el fútbol y que no puedes controlar. Al no poder controlar eso, quizá sea de las peores cosas de este oficio. Es una incertidumbre que vives, y no solo en verano sino muchas veces en esos momentos de no saber dónde vas a estar. No solo te afecta a ti, sino también a tu pareja, a tu familia... Por eso digo que esa parte es complicada.

¿Era la primera vez que le ocurría algo así?

Sí. Firmar con el mercado cerrado sí, pero siempre hay una primera vez para todo. Como siempre trato de mirar lo bueno de cada situación, pues también he sacado cosas positivas de estos meses.

Ahora volverá a Riazor solo unos meses después del partido contra el Albacete...

Igual que lo viví yo lo vivimos todos los que estábamos en Riazor. Todos soñábamos con el ascenso perfecto, que era ascender en Riazor. Era un sueño que se podía haber hecho realidad, pero es una espinita que se me quedará clavada siempre. Aunque es doloroso, porque miras atrás y es doloroso, trato de quedarme con todo lo bueno. Con el recibimiento, con la semifinal contra el Linares, con la gente esas semanas apoyando a muerte al equipo, ibas a cualquier lado y te animaban... Todo eso también es bonito de recordar. Si al final nos quedamos con el resultado, que al final tanto en la sociedad como en el deporte es lo que cuenta, es doloroso, pero si miras todo lo demás también hay partes bonitas.

¿Cómo se imagina que es jugar en Riazor en el equipo contrario?

Va a ser la primera vez. Ya he jugado en los estadios de equipos que han sido mi casa. Me pasó con el Murcia, con el UCAM, con el Recre, con el Racing... Son equipos a los que le guardas cariño, al club, a su gente, a su afición... Es muy bonito, son partidos especiales y a mí me gustan mucho. Los disfruto.

¿Qué sabor le quedó de su temporada en el Dépor, más allá del final o de que las expectativas personales no se cumplieran?

Siempre trato de analizar las decisiones que tomo, más allá de que no puedas hacer nada porque ya están tomadas. Yo volvería a firmar por el Dépor, de todas todas, porque es una oportunidad que no puedes rechazar. A pesar de que no tuve todo el protagonismo que hubiera querido, me sirvió para otras muchas cosas. Siempre estamos acostumbrados a jugar, pero si me tocaba salir desde el banquillo intentaba trabajar día a día en los entrenamientos, mejorar y tener la cabeza fuerte. Ese año en Coruña me ha hecho crecer mucho como futbolista a pesar de que no tuviera todo el protagonismo que quería.

¿Le dio muchas vueltas a por qué no terminaba de jugar con regularidad?

No. Es que al final es parte del fútbol. Le podemos dar vueltas al resultado contra el Albacete y buscarle explicaciones, pero yo intento ver lo que he hecho. Si estás en paz contigo mismo, ya está. Me centro en lo que depende de mí y no en lo que no puedes controlar. La temporada se dio así. Todo el mundo, presidente, cuerpo técnico, dirección deportiva, jugadores... intentó hacer lo mejor para que el equipo fuera bien.

¿Vio alguna posibilidad de renovar o lo dio por imposible?

No. Simplemente cuando acabó mi contrato me dieron las gracias por la profesionalidad y se cerró una etapa. En el fútbol estás más que acostumbrado a eso. Yo lo veo como algo natural.

Antes mencionaba todo lo bueno de jugar en un club como el Deportivo, pero tiene otra vertiente. Su excompañero Miku manifestó hace unas semanas que todo el mundo está insatisfecho haga lo que haga el equipo...

Es que todo club grande tiene su exigencia. Jugar en el Real Madrid conlleva más presión que en otro equipo porque estás obligado a ganar. Eso acompaña al Dépor por la historia que tiene, la infraestructura, lo que ha sido, dónde merece estar, el proyecto que tiene... Es normal y habitual en el fútbol. El tema es cómo transformas esa presión en motivación, pero cada jugador es un mundo. Es muy difícil que todos respondamos de la misma forma. Todo eso hay que tenerlo en cuenta, pero se sobreentiende que el futbolista ya está preparado para enfrentarse a este tipo de situaciones y muchas veces uno nunca se acaba de acostumbrar. No solo se ve en el Dépor, la presión es normal en el fútbol y sobre todo en este tipo de clubes.

¿Espera un Dépor muy diferente con Óscar Cano al que era con Borja Jiménez?

Tampoco lleva mucho tiempo. Cuando se hacen cambios también hay que dar un margen, no se puede esperar que sea algo muy diferente. El equipo tendrá automatismos de Borja más allá de que se entrenen otras cosas. Creo que muchas veces en estos partidos, más allá de los cambios tácticos, influye más la cabeza que otra cosa.

Los rivales terminan aprovechando a su favor esa presión que acompaña al Dépor, ¿lo ve ahora con dudas?

Puede haberlas, pero si son capaces de transformarlas en motivación... Yo no espero un Dépor con dudas, sino con ganas de ganar ante su afición y revertir su situación. A mí el tema de las dudas con los jugadores que tiene el Dépor... Estoy seguro que el partido lo van a empezar con ganas de cambiar su situación.

Llegan a Riazor por delante en la clasificación, ¿están por encima de sus propias expectativas?

Realmente no nos ponemos un techo o un límite. Intentamos hacer las cosas lo mejor posible y salimos a ganar, más allá de que seamos el Sanse y no tengamos la exigencia que pueda tener el Dépor. Si compites bien, tienes muchas posibilidades en esta categoría.

¿Le ha sorprendido el inicio de temporada del Deportivo?

A la larga el Dépor va a estar arriba. Lo que pasa es que muchas veces los inicios son complicados y también los cambios. Es normal que haya frustración, pero todo esto es parte del fútbol.

Compartir el artículo

stats