Entrevista | Mediapunta del Arenteiro

Luis Chacón: “De pequeño me decían: ‘fíjate en Valerón”

“Intentamos que los rivales no quieran volver a Espiñedo en muchos años”

Luis Chacón controla una pelota con el Arenteiro. |  // IÑAKI OSORIO

Luis Chacón controla una pelota con el Arenteiro. | // IÑAKI OSORIO / Carlos Miranda

Carlos Miranda

Carlos Miranda

Luis Chacón (Pontedeume, 2000) es un vecino más de A Coruña, pero juega en el Arenteiro, el próximo rival del Dépor este fin de semana. Nacido en una comarca muy deportivista y criado futbolísticamente en el Racing de Ferrol, fue una de las revelaciones del final de la pasada liga, salió al mercado y acabó en Espiñedo, donde sigue deleitando con su fútbol y marcando una línea ascendente y muchos goles. Ya lleva seis.

¿Cómo se siente en el Arenteiro?

Muy bien, desde que llegué me adapté rápido a la idea de juego, a los compañeros. Cuando empecé a jugar, ya me encontré mejor todavía y disfrutando mucho de los partidos. Creo que el equipo ha crecido mucho desde el principio de liga.

Habla de disfrutar. Se hace raro cuando en el fútbol se alude ahora a competir, a sufrir...

Somos jugadores a los nos gusta el buen trato de balón y hay muchos momentos de los partidos que sí que se aprecia eso de pasarlo bien, de jugar el balón, de tratar de hacer un juego bonito, algo que en muchas fases de los partidos lo hemos conseguido. Todo eso es importante, porque yo juego a esto porque me gusta y me divierto y lo aprovechamos para ganar partidos.

“¿Al Dépor? No hubo opción en verano. Si hablan bien de uno, es que lo haces bien”

Una de las bases también es su comunión con Espiñedo. ¿Qué le espera al Dépor?

Espiñedo se convirtió desde hace años en un sitio al que nadie quiere ir, porque dicen que es imposible sacar algo. Tenemos claro que debemos hacernos fuertes en casa porque en esta competición cada partido es complicado y debemos conseguir todo lo que podamos en casa. Luego fuera queremos ir logrando resultados positivos, pero en los partidos de casa intentamos que los rivales no quieran volver en muchos años (se ríe).

¿Le sorprende ver al Dépor en una situación tan mala?

Su objetivo no es estar donde está, pero la competición es muy larga y está el ejemplo es el Amorebieta del año pasado. Quedan muchos partidos y tienen una plantilla muy buena, con la que seguro que acaban arriba.

No se termina de fiar...

Nunca puedes con un equipo con esos jugadores, porque en cualquier momento te la pueden liar.

Tardó en encontrar equipo este verano. ¿Qué le pasó?

Es la definición de lo que es el fútbol. Yo llevaba mucho tiempo en el Racing y nunca había vivido la experiencia de un mercado. Son un cúmulo de cosas que te sirven para aprender. Tocó salir y estoy agradecido de lo que viví allí. Pasaron muchas cosas en el verano y me llamó el Arenteiro, que apostó por mí e iba a estar cerca de mi familia. Y, por ahora, es una buena decisión, a seguir.

¿Pudo fichar por el Dépor?

No hubo, en un principio, la opción. Imagino que, al estar libre y ser de Pontedeume, circularon ese tipo de rumores. Pero que yo sepa, nada.

A más de un deportivista le gustaría que estuviese por Riazor...

Que se hable bien de uno es que lo estás haciendo bien, pero estoy centrado, me gusta vivir el día a día, pensar en el siguiente entrenamiento y darlo todo aquí, que estoy contento y es donde apostaron por mí.

¿Vive en A Coruña?

Es cierto. Soy de Pontedeume, pero mi hermano llevaba diez años fuera, en Londres u Holanda, y se vino para aquí a trabajar y vino a vivir a Coruña. Al ver la opción de estar cerca de él y tras decirme que podía ir en tren hasta O Carballiño, que es un paseo... Vivo a cinco minutos de la estación y estoy cerca de él, de mis padres y de mi familia. Estoy muy bien.

¿Disfruta de la ciudad?

No disfrutas tanto al ser deportista y tener que viajar, pero al estar cerca de Pontedeume, ya había venido muchas veces. Este pasado fin de semana vino un primo a mi casa y bajamos al centro a ver las luces de Navidad. Es una ciudad que me gusta y siempre que puedo pasear, lo hago.

Eume es una comarca con mucho deportivismo, pero usted se crió en la cantera del Racing. ¿Le tiró alguna vez el Dépor?

Desde pequeño estuve en el Racing. Me gusta mucho el fútbol, a los amigos de mis padres les tira el Dépor. Ellos iban a A Malata. Aunque claro al tener un equipo de Primera División cerca, me gustaba ir a ver los partidos (a Riazor). Iba a A Malata, a Riazor, a Balaídos, a los que podía. Pero, claro, vi muchos en A Coruña porque lo tenía a 20 minutos de casa. Si jugaba el sábado el Racing y el Dépor el domingo, iba a los dos sitios e iba rotando; también tengo amistades en la ciudad.

Por su edad y posición, ¿se fijaba en Valerón?

Yo, por mi edad, ya lo pillé un poco mayor, pero siempre me decían ‘tú fíjate en este, que es el que juega bien’. Era muy bueno. También estaba Juan Domínguez, que es de Pontedeume y es amigo del pueblo. Pasaron muy buenos jugadores por el Deportivo.

Por fútbol y por ambiente, ¿qué partido ha imaginado para este fin de semana entre Arenteiro y Dépor?

El ambiente va a ser espectacular porque va a ser el último antes del parón. En Espiñedo siempre hay gente y, aunque ya conocía el campo, no esperaba que apoyaran tanto, me ha sorprendido. El Dépor también lleva gente y aquí más por la cercanía. Será un partido difícil porque tienen una plantilla de mucho nivel, pero nosotros tenemos que salir con todo y ser fieles a nuestra idea de apretar, de proponer, de ser valientes con la pelota. Si seguimos en esa línea, podemos sacar algo positivo.