El Grupo ACS obtuvo en 2020 un beneficio de 574 millones de euros, un resultado se vio afectado por la reducción de 280 millones de Abertis. Las ventas de la constructora alcanzaron los 34.937 millones de euros, un 10,5% menos debido fundamentalmente al impacto del COVID-19.

El beneficio neto ajustado, excluyendo impactos no recurrentes, sube a 602 millones de euros, 360 millones menos que en 2019, de los cuales 280 millones debido a Abertis. Sin considerar este factor, la caída es del 11,2%.