Enel Green Power prevé construir seis parques eólicos con una potencia total de 611 megavatios en el norte de la provincia de A Coruña, entre As Pontes y Neda, Fene y San Sadurniño. El Ministerio de Política Territorial acaba de someter a información pública, por el plazo de un mes, el Estudio de Impacto Ambiental y la autorización previa de dos de estos proyectos: el del parque eólico Caaveiro, de catorce aerogeneradores y una potencia de 78 megavatios, al norte del parque natural de las Fragas do Eume y bordeando el lago de As Pontes; y el parque Tesouro, de doce aerogeneradores y sesenta megavatios, que afecta a los concellos de A Capela y As Pontes.

El parque eólico Caaveiro, además de los catorce eólicos de entre 80 y 132 metros de altura, incluye una línea aérea de alta tensión con postes de apoyo y otra subterránea. De las tres alternativas de ubicación y trazado descritas en el estudio de impacto, Enel apuesta por la que denomina tercera porque tiene menor afección a la vegetación y la fauna y está “alejada de espacios naturales protegidos. En el propio proyecto se asegura que las Fragas do Eume están a “un kilómetro al sur” y a kilómetro y medio de la Zona de Especial Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección de los Valores Naturales (ZEPV) de Xubia Castro.

La promotora asegura esta opción tiene un menor “impacto paisajístico” por estar más alejada de espacios naturales protegidos. En las otras alternativas que estudió incluía aerogeneradores en zonas con presencia de hábitats de interés y “muy cerca” de zonas ZEPA, protegidas para las aves, con el “riesgo de mortalidad derivada de colisiones de las aves”.

A pesar de proyectar seis parques que están próximos entre sí, el Grupo Enel asegura en la documentación de estos dos proyectos del total de seis que tramita, que todos tienen “carácter autónomo e independiente” y contarán con su propia subestación transformadora. Los seis conectarán también en el mismo punto de la red de la subestación de As Pontes.

Protesta en Monfero

Los vecinos de Monfero se movilizan contra despliegue eólico en la zona. Hace escasamente tres semanas formaron la plataforma Monfero di non, ante el plan de Iberdrola para erigir el parque eólico de Pena do Corvo, unánimemente rechazado en la corporación local. Son 35 los lugares habitados bajo su área de influencia, un macroproyecto que impacta en un rico patrimonio natural e histórico.

“Hay pánico de saber que vas a vivir cerca de una torre que mide casi 200 metros; hay mucha desinformación, miedo de que se devalúen nuestras viviendas”, remarca Iñaki López, de origen valenciano, reside en Vilachá y portavoz de la plataforma.