Kiosco

La Opinión de A Coruña

Transporte

Revolución laboral en alta velocidad

30 mujeres inician hoy su formación para convertirse en las primeras maquinistas de Arabia

Uno de los trenes de alta velocidad de Renfe en el trayecto a La Meca.

30 mujeres escogidas entre 28.000 candidatas, de entre 22 y 30 años, rompen un techo de cristal en Arabia. A partir de este 13 de marzo inician su formación para convertirse en las primeras maquinistas del país, una profesión que hasta la fecha solo han realizado los hombres. De hecho, hasta 2018, las mujeres no podían conducir automóviles y todavía hoy las leyes les imponen el permiso de un varón para poder viajar o casarse.

De todas las candidatas, casi 14.000 aspirantes superaron la primera fase, que la filial de Renfe en Arabia Saudí (Renfe KSA) realizó ‘on line’, y en la que se valoró principalmente el expediente académico y el nivel de inglés, según cuentan en la compañía. Las candidatas que aprobaron esta primera fase afrontaron hace unos días más pruebas y una entrevista personal.

Tras superar los preceptivos reconocimientos médicos, las 30 mujeres seleccionadas se incorporan este domingo -primer día de la semana en Arabia Saudí- a las instalaciones que el Consorcio Español Alta Velocidad Meca Medina tiene en el Centro de Operaciones de la Línea (OCC), en Yeda, para recibir la formación remunerada e impartida por personal de la operadora española.

En opinión de Roselina Reyes Ges, formadora de maquinistas de Renfe, la gran acogida que ha tenido esta convocatoria "demuestra la voluntad de muchas mujeres saudíes de formar parte del gran cambio económico y social que se está dando en el país". Y añade que para ellas "es una oportunidad con la que poder colaborar en la economía del hogar, poder alcanzar incluso una independencia económica, y ampliar sus horizontes de cara a la vida".

Una vez finalizadas las clases teóricas, iniciarán la formación práctica de conducción real en los trenes de alta velocidad que prestan servicio comercial en Arabia Saudí desde octubre de 2018. Así, tras 1.200 horas de teoría y práctica, a finales de este año se convertirán en las primeras mujeres en la historia del país en desarrollar esta profesión.

"Las trabajadoras saudíes que he conocido, tanto en el ámbito ferroviario como fuera de él, muestran una mujer muy responsable, muy capacitada, con mucho afán de superación y sobre todo muy eficientes en su trabajo. Preguntan y manifiestan interés sobre la profesión", explica Roselina Reyes Ges.

La formadora de Renfe indica que tanto para ser maquinista de alta velocidad como para ser maquinista de cualquier otro servicio se requieren las mismas condiciones. En este sentido, destaca que sí que hay que tener "mucha responsabilidad, mucho conocimiento de la profesión y, sobre todo, pasión".

130 profesionales locales 

Entre 2013 y 2014 se formaron a los primeros maquinistas en la Escuela Técnica Profesional de Conducción y Operaciones de Renfe en Madrid. La colaboración se amplió con un acuerdo suscrito con Saudi Railway Politechnic (SRP) para impartir formación teórica en sus instalaciones de Qassim. Más de 80 maquinistas locales han sido formados por Renfe, y otros 50 están en periodo de formación.

Adicionalmente, la filial de Renfe en Arabia Saudí ha contratado y formado a más de 400 saudíes para los departamentos Comercial (estaciones y a bordo) y de Operaciones. En estos momentos la empresa operadora de Haramain High Speed Railway, en la que también participan Adif e Ineco, cuenta con más de 1.300 trabajadores directos a su servicio, la mayoría de nacionalidad saudí.

En el total del grupo Renfe trabajan unas 2.500 mujeres que suponen el 17% de la plantilla. En 2018 esta cifra era del 13,5%.

Un 9% de conductoras en España

Cerca de un 9% del total de maquinistas ferroviarios que hay en España son mujeres. Empezaron a entrar en el sector en 2016, cuando se inició la regeneración y el libre acceso a la profesión. Hace cinco años tan solo suponían el 4%. Y es que, anteriormente, se accedía al puesto de trabajo a través de formaciones militares.

Diego Martín, portavoz del Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), indica que, en estos momentos, de los 5.500 maquinistas, casi 500 son conductoras. "Este trabajo empieza a ser más atractivo para ellas pero siguen existiendo barreras de entrada que se deben mejorar como condiciones higiénicas o de conciliación con temas de maternidad y lactancia", argumenta.

Según Martín, la profesión requiere la incorporación de unos 1.800 maquinistas nuevos en los próximos años.

Compartir el artículo

stats