Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Junceda defiende la “ética” en el apoyo de la banca a la sociedad y reclama optimismo ante la crisis

El director general del Banco Sabadell Gallego recibe el décimo premio a la Excelencia Empresarial del Club Financiero de Santiago

Por la izquierda, Bugallo, Rueda, Pablo Junceda y Roberto Pereira, ayer en Santiago. | // XOÁN ÁLVAREZ

“Seamos optimistas, pensemos que Galicia y sus gentes tenemos todas las capacidades para salir adelante de cuantas dificultades encontremos en el camino”. Con esta invitación a no resignarse ante la crisis económica actual, con una escalada de precios inédita en varias décadas, el director general del Banco Sabadell Gallego, Pablo Junceda, apostó ayer no solo por confiar en las posibilidades futuras para el crecimiento económico, sino en mantener la “ética profesional” como bandera del sistema financiero para contribuir al desarrollo de la sociedad.

Junceda recibió en la capital de Galicia el X premio a la Excelencia Empresarial concedido por el Club Financiero de Santiago a la entidad que dirige no solo en Galicia, sino también en Asturias y Castilla y León. Solo en la comunidad gallega, cuenta con 64 oficinas, más de 300 empleados y alrededor de 200.000 clientes, de los que 65.000 son empresas.

El bancario, como se definió a sí mismo, quiso contraponer la imagen de su profesión de personas “con puro y chistera” con el trabajo “real a pie de calle” que permite a muchos emprendedores poner en macha sus negocios. En este punto, reconoció los excesos de algunos dirigentes financieros en la crisis de la década pasada, que pusieron en peligro el principal activo de su actividad. “No hay nada más sagrado que la confianza en nuestra profesión”, destacó en un acto celebrado en el Hostal de los Reyes Católicos al que asistió un centenar de personas y que contó con las intervenciones del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y del alcalde de la ciudad, Xosé Sánchez Bugallo.

“En estos últimos años, los bancarios hemos sufrido mucho, sin duda hubo gente a nuestro alrededor que no hizo las cosas bien”, asumió durante su breve discurso antes de defender al grueso de sus compañeros. “Queremos hacer las cosas lo mejor que sabemos pensando en cómo podemos ayudar y ganarnos la vida con honradez y respeto”, expuso el directivo nacido en la ciudad asturiana de Oviedo.

En un escenario repleto de “incertidumbres”, Junceda apostó por trabajar sin resignación. “Seamos optimistas porque en medio de tantas incertezas el humanismo empresarial acaba siempre imponiéndose e impulsando el bien común”, finalizó ante un auditorio en el que también se encontraban el vicepresidente primero de la Xunta y conselleiro de Economía, Francisco Conde, y el responsable de Facenda, Miguel Corgos. Por su parte, Rueda quiso defender el papel de las entidades bancarias por su contribución a la creación de riqueza mediante la concesión de créditos a las empresas y particulares y destacó en particular la “apuesta por esta tierra” del Sabadell Gallego. “La buena banca es necesaria”, resumió su argumento el presidente de la Xunta.

“Los empresarios son los que mueven el país, hay que repetirlo ahora que desde otros lados repiten lo contrario”, expuso en alusión implícita a Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno central.

En esa tarea, señaló como papel de la Xunta el ofrecer “certezas” y menos trabas a la creación de riqueza y puestos de trabajo.

“En estos tiempos se necesita estabilidad, priorizar los gastos importantes, atender a los que más lo necesitan y luego crear el clima necesario para que las empresas funcionen y generen riqueza”, relató.

Finalmente, el regidor de Santiago, el socialista Sánchez Bugallo, también mostró su apoyo al sistema financiero como pilar social y defendió las medidas tomadas en la anterior crisis para sostenerlo.

Compartir el artículo

stats