Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El paro cae en Galicia a su nivel más bajo en noviembre pese al freno de la economía

El mercado laboral en la comunidad resiste la coyuntura con una merma mucho menor de lo habitual en la afiliación | El sector servicios nota el tirón por las fiestas que vienen

El paro cae en Galicia a su nivel más bajo en noviembre pese al freno de la economía | HUGO BARREIRO Julio Pérez

Las previsiones sobre el comportamiento de la economía exprimen tanto la cautela, que algunos organismos incluso abrieron la puerta a una inmediata recesión en España, más de carácter técnico, eso sí —dos trimestres consecutivos de caída—, que un shock convencional y alargado en el tiempo. Pasó ya con el pronóstico para el verano y, finalmente, el Producto Interior Bruto (PIB) avanzó un 0,2% entre julio y septiembre en comparación con el trimestre anterior y la variación anual se situó en el 3,8%, claramente por encima de lo esperado. El Banco de España también matiza la visión que tenía para el cuarto trimestre. Su gobernador aleja la teoría del pinchazo y habló de un “leve crecimiento positivo” durante su comparecencia esta semana en la Comisión de Presupuestos del Senado. Algunos indicadores, como la percepción de los directores de compras y la confianza de los consumidores, constatan “una prolongación de la debilidad de la actividad”. “Sin embargo —añadió Pablo Hernández de Cos— el empleo ha mantenido un tono más dinámico”.

Y en esa misma línea sigue. El mercado laboral no es inmune a la desaceleración, pero, como resumen los expertos de Funcas, “mantiene el buen tono”. En noviembre, un periodo tradicionalmente malo a la espera de los refuerzos de la campaña de Navidad, la afiliación a la Seguridad Social aguantó el tipo con únicamente 155 bajas, casi 78.700 nuevos cotizantes en términos desestacionalizados y cifra más alta de población ocupada (20,3 millones de personas) en el penúltimo mes del año. El paro bajó en 33.512 personas, el 1,15%, el mayor descenso en un noviembre de los últimos diez años, con la única excepción de 2021, muy irregular por los efectos todavía de la pandemia, según el Ministerio de Seguridad Social y el de Trabajo. Galicia cerró el mes pasado también con una merma de desempleados del 0,67% (962 menos), hasta un total de 142.758, la menor cifra de la serie histórica que empezó en 1993. La afiliación retrocedió con más fuerza aquí que en el resto del país. Se destruyeron 1.093 empleos, aunque muy por debajo de los más de 3.000 que solían desaparecer a estas alturas del ejercicio en al etapa precoronavirus. Con los datos a último día de mes, en la comunidad estaban trabajando 885 personas más que a 31 de octubre.

El sector servicios nota el tirón por las fiestas que vienen con una caída de 865 parados, el 0,8%, pero es la industria donde proporcionalmente más mengua: 1,5% y 227 desempleados menos. El paro creció en 23 personas (0,5%) en el sector primario; en 53 en construcción (0,5%); y en 54 (0,4%) en el colectivo sin empleo anterior.

Se firmaron 63.400 contratos, un 9% menos, en parte porque hay más indefinidos (20.500, cerca de un tercio del total). Hay una excepción: entre los operadores e instalaciones de maquinaria aumentaron un 2% (5.562).

“Galicia continúa en la senda del descenso del paro”, valoró la conselleira de Promoción do Emprego, María Jesús Lorenzana, que insistió en la necesidad de solucionar el problema de las vacantes “ayudando a las empresas y a las personas sin trabajo a encontrar un puesto”. Francisco González Sío, secretario confederal de Emprego de la CIG, destacó, en cambio, “la debilidad del mercado laboral” con la caída de afiliaciones. Aunque reconoció que noviembre fue “mejor de lo habitual”, Maica Bouza, de CC OO, advirtió de la peor evolución respecto al conjunto del Estado, especialmente por el retroceso en la contratación. Desde UGT, José Luís Fernández Celis, reclama “políticas activas más eficaces” contra el paro de larga duración.

De los más de 25.000 desempleados que hay en el área, el 57% son hombres.

El desempleo baja en toda la comarca coruñesa excepto en Sada

El paro se redujo en todos los concellos del área coruñesa excepto en Sada. De las listas de espera por una oportunidad laboral salieron 164 personas de la comarca durante el pasado mes de noviembre, pero aún quedan 22.593. La bajada es del 0,72% en la línea del descenso a nivel gallego (0,67%). La mayor caída, también es dónde hay más población parada, 14.529, se produjo en el municipio de A Coruña con 92 menos. Tanto Arteixo como Cambre vieron como los desempleados se reducían en 20 personas, hasta las 1.908 y 1.263, respectivamente. La cuarto mayor caída fue en Oleiros con 18 menos (1.625 personas). El único concello del área metropolitana en donde subió el paro fue en Sada con tres más y cerró el pasado mes con 851 personas en situación de desempleo. Se nota ya el efecto del encendido de las luces de Navidad en los refuerzos de hostelería y comercio, porque el sector servicios, que cuenta con casi tres cuartas partes de todos los parados de la comarca coruñesa, fue el que más redujo el número de parados.

Compartir el artículo

stats