Telefónica, que ha planteado un ERE a nivel nacional, ha recortado su plantilla gallega un 27% en seis años

Los 600 trabajadores de la compañía en Galicia, “expectantes” ante el anuncio de despidos de entre el 14% y el 17% de los empleados

Sede de Telefónica en Madrid. |   // L. O.

Sede de Telefónica en Madrid. | // L. O. / Manolo Rodríguez

Manolo Rodríguez

Manolo Rodríguez

El pasado lunes, la dirección de Telefónica España comunicó a los sindicatos su intención de presentar un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) para un número indeterminado de sus 17.000 trabajadores. Aunque aún no ha dado cifras de los afectados, el objetivo pasaría por reducir la plantilla entre 2.500 y 3.000 empleos. Entre el 14% y el 17%. La dirección de la operadora no lo confirma y el lunes no dio ningún número de salidas a los sindicatos.

Sería el cuarto ajuste de plantilla que aplica desde 2016. Desde entonces, ha recortado unos 11.900 empleos en España a través de tres planes de suspensión individual de la relación laboral, con un coste para el grupo de unos 6.800 millones de euros. En el caso de Galicia, la reducción de personal desde 2016 ha sido de un 27%. Ese año, contaba en la comunidad con 1.167 empleados. El ejercicio pasado, la cifra se había reducido a 852. Solo del 2021 al 2022, el recorte fue de un 10%, según los datos que aparecen en la web de Telefónica.

En 2023, la rebaja es mayor ya que el responsable de Comunicaciones de FESMC UGT Galicia, José Ramón Vizcaíno, cuantifica en 573 los trabajadores de la compañía en la comunidad gallega: en Lugo 44 y también 44 en Ourense, 321 en A Coruña y 164 en Pontevedra. Por su parte, el también trabajador y representante de la CIG Henrique Vieitez maneja unos datos similares: 41 en Lugo, 44 en Ourense, 318 en A Coruña y 197 en Pontevedra, lo que sitúa el total en 600.

La compañía ha ejecutado desde 2016 tres planes de bajas voluntarias con indemnizaciones y beneficios sociales, pero ahora pretende articular varios ERE en sus grandes filiales españolas (Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones de Informática y Comunicaciones de España). Para ello abrirá cuatro mesas de negociación, una, la del convenio, y otras tres por cada una de las empresas vinculadas.

La plantilla de Telefónica en Galicia se encuentra “expectante”, según destacó ayer José Ramón Vizcaíno, en declaraciones a Europa Press. El representante de UGT avisó de que tendrán “las espadas en alto” para dejar claro que “si hay ERE, tiene que haber convenio”, con un planteamiento de duración de tres años y mejoras salariales, entre otros aspectos.

Por su parte, el portavoz de la CIG mostró su rechazo a “esta forma de reducir plantilla” y “máxime” cuando la circunscribe en un “vaciado de contenido para dejar un cascarón, que sería Movistar”. “Está haciéndose caja para mantener el dividendo”, criticó.