El PP gallego reúne mañana a su junta directiva para formalizar la convocatoria su 17º Congreso, que se celebrará en julio en Pontevedra y en el que, salvo sorpresa, se ratificará la continuidad orgánica del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al frente de la formación, así como el equipo que le acompañará en la gestión interna. La organización del evento correrá a cargo de un grupo de mujeres jóvenes, aunque con amplia trayectoria en el partido, y que deben jugar un papel importante tanto internamente como de puertas hacia fuera.

La cita se reactiva, según los populares,, “con la finalidad de actualizar ideas y equipos en el seno del partido”.

En esta coyuntura, la junta directiva servirá no solo para dar la autorización preceptiva para iniciar los trámites que ponen el cónclave sino que formaliza varios acuerdos, empezando por la fecha y el lugar de celebración.

Además, la Junta Directiva tendrá que evaluar la propuesta de la dirección del partido en lo que respecta a la comisión organizadora del Congreso (COC), y que opta en este caso por nombrar presidenta a Pepa Pardo, concejala en la ciudad de Pontevedra.

Para el cargo de vicepresidenta se propondrá a Sandra Vázquez, diputada autonómica por Lugo; mientras para el de secretaria se propone a Rosa Gallego, portavoz del PP en A Coruña.

El resto de integrantes serán la edia del PP en Lalín, Begoña Blanco; la concejala del PP en Camariñas, Paula Mouzo; la coordinadora de Novas Xeracións., Eugenia Vázquez; la alcaldesa de Larouco, Patricia Lamela, y por la regidora de Boborás, Patricia Torres.