Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Los trenes entre Vigo y A Coruña, al completo pese a que Renfe los refuerza al máximo

La operadora dispuso el viernes y el domingo de todos los vagones que tenía disponibles, aunque no sirvió para que los trenes estuviesen llenos y los usuarios no pudiesen viajar

Usuarios en la estación de A Coruña. | // ARCAY/ROLLER AGENCIA

Tren completo. Son las dos palabras con las que se encontraron este fin de semana decenas de usuarios de los trenes del eje atlántico (Vigo-Pontevedra-Santiago-A Coruña-Ferrol) y del corredor Ourense-A Coruña debido a la gratuidad de los abonos. Un ejemplo fue que tanto el viernes como ayer domingo, los nueve trenes del eje atlántico que salieron a partir de la una de la tarde de Vigo tenían colgado el cartel de completo y eso que Renfe los reforzó al máximo de sus posibilidades al duplicar los vagones de cada tren (de cuatro a ocho). “La demanda es superior a la oferta”, así resumen fuentes sindicales de Renfe la problemática que han vivido muchos gallegos este fin de semana. “Renfe tiene todo el material del que dispone en circulación. Está a su máxima capacidad, sobre todo el viernes y el domingo”, reconocen.

Podría aumentar las frecuencias, apuntan, pero eso supondría incrementar el personal y en estos momentos no hay más maquinistas. “Puede duplicar los vagones de un tren (pasar de cuatro a ocho), como ha ocurrido este fin de semana, porque el maquinista es el mismo, pero si hubiese que aumentar las frecuencias no podría porque no tiene más maquinistas asignados”, reconocen las mismas fuentes.

La Plataforma de Usuarios del Servicio Público de Media Distancia del Eje Atlántico y Corredor Avant Ourense-A Coruña y la entidad Perder o Tren denunciaron ayer el “caos” en el servicio de ferrocarril con usuarios que “se quedaron en tierra” y asientos vendidos dos veces.

Fuentes de ambas entidades explicaron a Efe, tras los primeros diez días de uso de los abonos gratuitos que tienen 28.000 personas en Galicia según la Delegación del Gobierno, que el servicio ha sido “caótico”, con “retrasos” y “trenes completos” y “falta de previsión” por parte de Renfe.

El servicio empezó bien el 1 de septiembre, aunque los colectivos lamentaron la existencia de retrasos, si bien apuntaron un aumento de en torno a un 25% de los usuarios. Renfe anunció que incrementaría la oferta semanal de trenes en Galicia con más de 14.000 plazas, una medida que puso en marcha el pasado martes, justo después de que los colectivos denunciasen que el lunes ya había habido usuarios que no consiguieron plaza.

Desde el martes y hasta el jueves, los colectivos observaron ligeros retrasos, aunque reconocieron que la oferta se ajustaba a la demanda.

No obstante, el viernes, coincidiendo con el inicio del curso universitario, observaron que estaban completos todos los trenes del eje atlántico entre Vigo y A Coruña y entre A Coruña y Ourense.

También constataron la venta de los mismos asientos a más de una persona en ambas líneas.

Además, inciden en que “hay trenes que salen con el abono del 50% y del recurrente no. Es el ejemplo del que sale a las 8.30 de A Coruña, que aparece en el abono del 50% pero no en el gratuito”.

La falta de plazas provocó, según los colectivos, que hubiese usuarios que “se quedaron en tierra”, pues tampoco lograron acceder a plazas en las líneas de autobús, también completas.

Ajuste de la oferta

Por todos estos motivos vuelven a reclamar a Renfe que ajuste la oferta a la demanda, que cumpla con los compromisos de puntualidad y reajuste el servicio de venta de billetes para evitar la duplicidad de asientos.

Consideran positivos los abonos gratuitos, pero lamentan que tras diez días haya habido numerosas incidencias y que usuarios habituales hayan perdido sus plazas, que usan para trabajo o estudios.

Usuarios y sindicatos abogan por “hacer un uso responsable de los abonos recurrentes, porque no se puede formalizar y no ir finalmente, si no se puede ir, se debe dar de baja o anular el billete porque hay gente que se está quedando en tierra porque no hay sitios, y después van sitios vacíos”. Así que piden “responsabilidad y un uso eficiente de los abonos” a la hora de formalizarlos”.

El pasado viernes en la estación intermodal de Santiago se vivió una situación “surrealista”, según confirman testigos presenciales. La demanda de los viajes gratuitos concentró a un gran número de estudiantes con billete formalizado y sin él intentando conseguir un viaje más económico de lo normal. Con tanta gente, Monbus se vio obligada a “poner en marcha un número completamente extraordinario de refuerzos por una inesperada avalancha de viajeros derivados del ferrocarril”. Monbus tuvo que hacer un refuerzo de 20 buses para atender las líneas que conectan con la capital gallega como Ferrol, Vigo y Ourense.

Compartir el artículo

stats