Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Gobierno rectifica las restricciones de la ley de nacionalidad para llegar hasta los bisnietos de españoles

Amplía la reforma a quienes no lo tramitaron con la ley de 2007 y a hijos y nietos, aunque sus progenitores no conservaran la ciudadanía

El Gobierno da un giro de timón, vía publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con respecto al reconocimiento de la nacionalidad de la diáspora. Los consulados en Sudamérica, países que concentran el grueso de la emigración gallega, se despertaron ayer con una publicación que da la vuelta a la instrucción inicial y abre la mano a la posibilidad de adquirir la nacionalidad española hasta, incluso, los bisnietos; así como también a los beneficiarios de la reforma de 2007 que entonces no lo tramitaron.

En su disposición adicional octava establece “la posibilidad de adquirir la nacionalidad española para los nacidos fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles, y que, como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia o de orientación e identidad sexual, hubieran perdido o renunciado a la nacionalidad española”; así como “para los hijos e hijas nacidos en el exterior de mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros antes de la entrada en vigor de la Constitución de 1978; y para los hijos e hijas mayores de edad de aquellos españoles a quienes les fue reconocida su nacionalidad de origen en virtud del derecho de opción dispuesto en la presente ley o en la disposición adicional séptima de la Ley 52/2007 [...]”.

Con la instrucción publicada ayer ya no hay límite de edad para acceder al pasaporte español y este se podría lograr haya o no conservado el padre la ciudadanía. Todos los interesados en acceder a la nacionalidad española por alguna de estas vías contarán con un plazo de dos años, prorrogable por otro más con acuerdo del Consejo de Ministros. Las instrucciones explican que la nacionalidad adquirida por esta vía “confiere la cualidad de español de origen, si bien adquirida de forma sobrevenida”, de manera que tiene efectos desde su adquisición, sin carácter retroactivo.

El colectivo de Hijos y Nietos en Argentina celebra que se hayan ampliado los supuestos iniciales, aunque no entiende que, en apenas una semana, se haya pasado de una reforma muy restrictiva a otra completamente diferente y amplia, indica.

La nueva vía abierta por el Ejecutivo de Sánchez para conceder el pasaporte español a la diáspora ya ha provocado una avalancha de consultas en despachos de abogados y en foros de hijos y nietos sobre el alcance de una reforma, antes incluso de conocerse la extensión a los bisnietos. En consulados como el de Buenos Aires, ya se están dando citas para los meses de julio y agosto de 2023. Eso sí, aunque la nacionalidad da derecho a voto, el proceso de nacionalización es lento y los colectivos de gallegos en el exterior dan por hecho que no habrá casos cerrados ya para las próximas generales.

Compartir el artículo

stats