Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta ultima el plan rector de las Fragas do Eume que arrastra 25 años de retraso

Medio Ambiente presenta el documento a la junta rectora del parque con los usos permitidos y restringidos en las más de 9.000 hectáreas de bosque atlántico

Vista de las Fragas do Eume. RICARDO GROBAS

Las Fragas do Eume fueron declaradas parque natural en agosto de 1997. Pasado un cuarto de siglo todavía carecen del Plan Rector de Usos y Xestión (PRUX), un documento que marca qué actividades pueden realizarse en el espacio que se extiende por 9.125 hectáreas de laderas y montes que discurren por los municipios de A Capela, Cabana, As Pontes, Monfero y Pontedeume. Es el único parque natural donde todavía no se han clarificado los usos y las zonas para optimizar su gestión. Tras abrir la Xunta a finales del año pasado una ronda de contactos con diferentes colectivos públicos y privados, el PXRU del bosque atlántico más grande de Europa entra en su recta final.

La directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, participó ayer en la reunión de la junta rectora del parque convocada para someter a su conocimiento y valoración el documento, que de esta forma supera uno de los últimos trámites previos a su aprobación definitiva. Do Campo presentó los puntos básicos del nuevo plan, que concretará una nueva zonificación de las casi 10.000 hectáreas que ocupan As Fragas do Eume. Así, especificará en cada una de las franjas los usos permitidos y restringidos desde el punto de vista agroganadero, forestal y recreativo, entre otros. Se trata de un instrumento, según destaca la Xunta, “que marcará las pautas a seguir para orientar el futuro desarrollo económico y medioambiental de este espacio durante los próximos años”.

Reunión de la junta rectora del parque natural de las Fragas do Eume para abodar el futuro PRUX. | // L. O. r. Prieto

En este sentido, el objetivo principal con el que encaró la Xunta la redacción del plan rector fue el de compatibilizar el aprovechamiento de los recursos naturales con su protección, de forma que las actividades del sector agroganadero, turístico o forestal que se desarrollan en este territorio o dependen indirectamente de él estén garantizadas. Do Campo destacó la importancia de los encuentros promovidos con distintos sectores y agentes sociales para conocer de primera mano las inquietudes de los que “viven, trabajan o dependen” de las Fragas do Eume.

Desde la Consellería de Medio Ambiente destacan que tanto el turismo verde como la promoción de actividades deportivas al aire libre están muy presentes en este espacio natural, que reúne unas condiciones idóneas para la práctica de actividades recreativas; y casi el 80% de los terrenos del parque son de titularidad privada y tienen muchos propietarios, por lo que albergan diferentes actividades y usos económicos.

Tras someter el documento al órgano rector del parque, el plan deberá someterse a un periodo de información pública para a continuación ser informado por el Consello galego de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible, último paso imprescindible antes de su aprobación definitiva.

El objetivo, resalta la Xunta, es elevarlo “lo antes posible” al Consello de la Xunta, “un hito trascendental para el conjunto de Galicia”. Una vez aprobado, todos los parques naturales y el único nacional contarán con un instrumento propio para guiar durante la próxima década los usos y actividades permitidos en sus respectivos territorios.

Compartir el artículo

stats