La plataforma de víctimas del accidente del Alvia en Angrois advierte de que "es imprescindible" que "salga toda la verdad" a relucir en el juicio por este siniestro ferroviario, en el que murieron 80 personas y 140 resultaron heridas hace ya casi 10 años, para "reparar tanto sufrimiento". En la víspera de que empiece el turno para víctimas y familiares, en la parte del proceso para determinar las responsabilidades civiles de la tragedia, la asociación ve "claras algunas cuestiones", una vez ya terminada la fase de responsabilidad penal.

A través de un comunicado de prensa, apunta la plataforma que "además del maquinista siempre tiene que haber una segunda barrera de protección, que no había señalización lateral que indicara la limitación de velocidad y que Adif no realizó el análisis de riesgos preceptivo de la curva y por tanto no lo mitigó --un riesgo del que ya alertó por escrito un jefe de maquinistas en su primer viaje--".

"En este sentido han coincidido además de varios peritos de parte, el único perito judicial que salió por sorteo, el señor Mariñas y el ex director de Seguridad de la Agencia Ferroviaria Europea, el señor Carr", destaca.

En los análisis de riesgos, entre otras cosas, "hay que tener en cuenta y aprender de los accidentes que han tenido lugar anteriormente", añade.

"ATERRADOR E INDIGNANTE"

En relación a esto, la plataforma considera "aterrador e indignante oír las declaraciones que en 2016 hizo en su comparecencia en las Cortes valencianas el señor Cortabitarte, actualmente sentado en el banquillo y que fue el perito judicial del metro de Valencia, por lo que cobró 230.000 euros". Al respecto, recuerda que dijo que "la labor del perito es únicamente establecer las causas y establecer las recomendaciones suficientes para que eso no vuelva a ocurrir". "Aprendemos de ello, si no, seríamos unos burros (...) Hay que se muy cafre si tenemos constancia de que tenemos algún tipo de riesgo no pongamos las medidas suficientes para mitigarlo", señaló.

"Lamentablemente, tanto peritos como testigos han dejado claro que había no una, sino varias formas muy fáciles de proteger la curva al alcance de Adif para mitigar el posible error humano", avisan las víctimas.

Censuran también haber "vuelto a comprobar una vez más que tanto Adif como la abogacía del Estado, representada por Javier Suárez García y Adela Álvarez Caramés, han ocultado documentos y aportado otros que le son favorables aunque no estuvieran en vigor".

Este martes empezarán a determinarse las responsabilidades civiles "para la reparación", inciden. "Pero como siempre hemos mantenido a lo largo de estos años, es imprescindible que salga toda la verdad y que se haga justicia; será la única forma de 'reparar' en alguna medida tanto sufrimiento y de poner las bases para que una tragedia tan grave no vuelva a suceder", concluyen.