Luis Menor anuncia cambios y un “estilo propio” tras 33 años de baltarismo

El nuevo presidente de la Diputación de Ourense toma la primera decisión: cambia al portavoz uRueda garantiza el apoyo de la Xunta

Luis Menor se abraza, ayer, con su antecesor, Manuel Baltar.  | // IÑAKI OSORIO

Luis Menor se abraza, ayer, con su antecesor, Manuel Baltar. | // IÑAKI OSORIO / J. Fraiz

J. Fraiz

El PP retiene la Diputación de Ourense —eso no cambia en la provincia—, pero sí varía el apellido 33 años después. En el traspaso de poderes, el presidente saliente y el nuevo responsable de la administración provincial, así como el titular de la Xunta y del PPdeG, mostraron cordialidad, unidad y buenas palabras. Luis Menor, alcalde de Pereiro de Aguiar desde 2019, compagina desde este lunes ese cargo con el de máximo representante de la Diputación de Ourense, una administración cuya labor principal es la de cooperar con los concellos de menos de 20.000 habitantes. Todos los de la provincia —91 de 92—, excepto la ciudad, no superan esa población. Menor gobernará en minoría pero con ánimo de consenso, buscando apoyos en el pleno para los asuntos clave. Lidera un grupo de 12 diputados, en cuyas filas siguen varios afines al baltarismo, que convivirán con representantes de la otra corriente interna de los populares.

Con “la máxima responsabilidad y exigencia” como puntos de partida para el “reto” que inicia, y después de la “emocionante demostración de confianza” y del “consenso” entre alcaldes, concejales y militantes para que él fuera el candidato del cambio, Luis Menor agradece la herencia de la anterior etapa, pero anuncia un ciclo diferente. “Comienzo una nueva etapa en esta Diputación. Con cambios, claro está, y también con un estilo propio, como he hecho siempre allí donde he estado, y como también han hecho mis antecesores”. Una de sus primeras medidas ha sido designar la portavocía del grupo de gobierno: el alcalde de Muíños, Plácido Álvarez, deja paso a la regidora de Boborás, Patricia Torres, después de doce años de dedicación del primero a esa labor de voz y defensa del gobierno.

Menor fue investido en segunda votación, con una mayoría simple. En las dos tandas, los diputados de PSdeG y BNG sumaron en bloque sus diez votos a favor del candidato socialista —el regidor de Taboadela, Álvaro Vila—, mientras que los tres representantes de Democracia Ourensana votaron a un candidato propio, Armando Ojea. El partido de Gonzalo Jácome acepta que el PP retenga la Diputación, a cambio del acuerdo recíproco que permitió su investidura como alcalde.

El comienzo del nuevo mandato en la Diputación, con un traspaso de poderes en el que, al menos públicamente, se han limado las asperezas internas del PP, “es un ejemplo de normalidad institucional”, declaró el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, después de la sesión de investidura. Garantizó que la Xunta ejercerá un papel “fundamental” en el respaldo a la administración provincial para llevar a cabo los proyectos que lidere Menor. “Se lo dije a él en privado y ahora también en público. Le ofrezco toda la colaboración de la Xunta, con un interés mutuo: si progresa Ourense, progresa una parte muy importante de Galicia”, destacó.