Kiosco

La Opinión de A Coruña

El edificio de Zara inicia su camino

Inditex ya tiene en marcha la construcción de las nuevas instalaciones para ampliar su sede central, en Sabón

14

Inditex inicia las obras del nuevo edificio de Zara en Sabón Casteleiro / RollerAgencia

Excavadoras, retroexcavadoras y camiones. Esta es la maquinaria que ya se puede ver en la parcela en la que Inditex tiene en marcha las obras para la construcción del nuevo edificio de Zara, dentro de su sede central en el polígono de Sabón, en Arteixo. La previsión es que esté acabado en un plazo aproximado de dos años y el presupuesto que la empresa destina a esta actuación asciende a 238 millones de euros (con IVA son 280 millones).

Los terrenos, que se sitúan al borde de la avenida de A Ponte, estaban preparados para esta actuación, ya que las dos naves que estaban allí fueron demolidas durante el pasado año. Quedó un solar baldío, que ahora ya registra movimientos.

La parcela en la que está previsto el inmueble ya está excavada y en ella ya trabajan los operarios. | // CASTELEIRO/ROLLER AGENCIA

La iniciativa que desarrolla Inditex, que cuenta con la licencia de obra desde marzo, consiste en la ejecución de un inmueble que albergará los equipos de comerciales y diseño de Zara. Estará compuesto de cinco pisos, más dos de aparcamiento subterráneo. En el bajo se situarán las tiendas piloto de cada sección de Zara y áreas de patronaje. En el primer piso estará Zara Hombre, en el segundo se ubicarán las instalaciones de Zara Niño y las otras dos plantas albergarán las oficinas dedicadas a Zara Mujer. Las plantas superiores contarán con dos grandes salas diáfanas donde se desarrollará la actividad, paralelas a la avenida de A Ponte, y zonas destinadas a servicios centrales (salas técnicas, internas y baños).

Cada una de las plantas de los equipos comerciales, con unas dimensiones de 230 metros de largo por 104 metros de ancho, contará con dos grandes zonas de trabajo conectadas, de 9.500 metros cuadrados cada una.

El inmueble tendrá una altura de 26,8 metros, su superficie será de 170.000 metros cuadrados y su diseño apuesta por espacios diáfanos. En las instalaciones predominarán el color blanco y los grandes ventanales horizontales con aleros que facilitarán el paso de la luz natural.

La cubierta se dividirá en tres partes: el tercio central se dedicará íntegramente a instalaciones, en las que habrá climatizadoras y enfriadoras, además de casetones que albergarán diversos cuartos técnicos. Los otros dos tercios del espacio de cubierta serán espacios no accesibles ni transitables, en los cuales el acabado de la cubierta será vegetal (un tejado con vegetación).

Compartir el artículo

stats