Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Oleiros modificará el calendario de pago de la tasa de terrazas para cobrar a final del verano

El Concello realizará otro cambio: antes se estaba exento de depositar aval bancario si se quería aplazar o fraccionar una deuda menor de 6.000 euros y ahora se eleva a 15.000

Imagen de archivo del local municipal de hostelería en el puerto de Santa Cruz. | // M.V.

El Gobierno local de Oleiros prevé modificar uno de los artículos de la ordenanza fiscal general para otorgar facilidades al sector de la hostelería. El cambio implica modificar el calendario fiscal de pago de la tasa de terrazas (la ocupación de suelo público con mesas y sillas), de forma que si hasta ahora se abonaba del 1 de marzo al 30 de abril, a partir de ahora se deberá pagar del 15 de septiembre al 20 de noviembre. El Ejecutivo local considera que esta modificación del calendario fiscal beneficiaría a la hostelería porque pagarán la tasa una vez finalizada la temporada estival, al finalizar el verano, que es cuando realizan la gran mayoría de su facturación y tienen más ingresos.

Del 1 de marzo al 30 de abril, de esta forma, no se cobrará la tasa de terrazas pero sí seguirá siendo el período de pago para otros tributos como el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), la tasa de cementerios, la tasa de los vados y la del aprovechamiento del dominio público local mediante cajeros automáticos de bancos y máquinas expendedoras ubicadas en fachadas de establecimientos.

Otra modificación que quiere realizar el Concello se refiere al aplazamiento o fraccionamiento del pago de deudas. Hasta ahora se eximía al ciudadano de poner una garantía si optaba por aplazar o fraccionar el pago de deudas en caso de que el importe principal fuese menor de 6.000 euros. Esta condición se ha mantenido así desde 2008.

Con este cambio, se sube este mínimo a más del doble: 15.000 euros. De esta forma, una persona que quiera solicitar aplazar el pago de una deuda, si el importe es menor de 15.000 euros, no tendrá que ofrecer una garantía en forma de aval bancario, sociedad de garantía recíproca o certificado de seguro de caución. El objetivo es “agilizar el procedimiento de gestión” de las solicitudes de aplazamiento y “otorgar facilidades” al contribuyente.

Otro cambio que va a realizar el Concello es el referido a la tasa por el abastecimiento domiciliario del agua potable. Ahora iban juntos los recibos de agua y de alcantarillado, en distintos períodos según las zonas en las que está dividido el municipio y por trimestres, pasando al cobro a lo largo de los mese del año. Actualmente el servicio de suministro de agua ya es municipal, lo presta una empresa pública municipal, Aquaoleiros, y se acordó modificar su consideración de tasa por la de “prestación patrimonial de carácter público no tributario”.

Ahora por lo tanto, como tal tasa, a las casas llegará solo el recibo del alcantarillado, según el calendario habitual de otros años.

Compartir el artículo

stats