Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Biodiversidad y especies invasoras en el área de A Coruña

La Reserva reducirá en Cecebre la colonia de cangrejo americano, su principal amenaza

Pretende restablecer el “equilibrio” y recuperar especies desplazadas por los invasores, como anfibios o libélulas, para garantizar una buena reacción a enfermedades y la calidad del agua

Vista de un cangrejo americano, principal especie invasora en el embalse de Cecebre. NOE PARGA

La Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo pasa a la acción para poner freno a la principal amenaza del ecosistema en el embalse de Cecebre: el cangrejo americano. La entidad de custodia del territorio ha sacado a contratación actuaciones de control de esta especie invasora, “muy voraz”, “desbocada” y que ya ha mermado de forma notable la presencia en el entorno de varias especies de anfibios y de libélulas, de cuyos huevos se alimenta, asegura el gerente de la Reserva, Jorge Blanco.

El servicio, licitado por 50.000 euros, incluirá un recuento aproximado de ejemplares de cangrejo americano y localización de las zonas en las que más abundan para monitorizarlos, además de las medidas para reducir su presencia y, así, mermar el impacto en la biodiversidad. La Reserva prevé que, después de esta primera intervención, que se desarrollará en los dos próximos años, se planifiquen acciones para mantener el “equilibrio” en la biodiversidad del entorno de la presa.

La reducción de las poblaciones de otras especies y de la capacidad del embalse —los cangrejos americanos construyen galerías subterráneas que provocan erosión y desprendimientos de tierra a la presa— son las principales consecuencias de la presencia descontrolada y creciente de estos invasores. Y sus potenciales efectos nocivos van desde la debilitación del ecosistema ante posibles amenazas hasta la posibilidad de que el desequilibrio derive en la proliferación de algún virus o enfermedad en esta especie que termine por pasar a los humanos. “Es un poco lo que pasó con el coronavirus: destruimos un hábitat y entonces no hay predadores naturales y una enfermedad pasa por encima. Los animales, en principio, controlan unos a otros”, explica el gerente.

Las nutrias dan buen ejemplo de los beneficios de una biodiversidad equilibrada, apunta Blanco. Desde la construcción del paso de nutrias en Cecebre para evitar su atropello al cruzar por la carretera anexa, hay ya tres parejas que tienen controlada en la zona del paso la población de cangrejo americano, asegura.

La erradicación es imposible. El embalse es muy amplio y siempre van a quedar huevos, ejemplares que se entierran debajo del agua, porque tienen un ciclo con hibernación parte del año. Pero se trata de rebajar su presencia a una tasa que permita que los problemas de biodiversidad y erosión no se acrecienten”, señala Blanco y advierte: “Si se rompe el equilibrio, puede ser perjudicial para el medio ambiente y el ser humano. Cuanto más bicherío haya, más garantía tenemos de que esa es un agua de calidad”.

El congreso estatal, por un turismo sin carbono

Tras tres jornadas de ponencias, mesas redondas e intercambio de experiencias, el Congreso Nacional de Ecoturismo celebrado en la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo concluyó ayer. Más de 200 expertos y expertas del sector, procedentes de 16 comunidades autónomas, participaron en la cita, en el Pazo de Mariñán y que incluyó también visitas de campo a iniciativas sostenibles de la Reserva, como la a actividad de ayer, centrada en la experiencia Mandeo.0. Las principales conclusiones del Congreso apuntan a “reducir sus emisiones con una hoja de ruta clara en cuanto a planificación, estrategias y presupuesto” y a caminar hacia la neutralidad en carbono. En el encuentro se acordó promover su certificación como Congreso Neutro en Carbono.

Compartir el artículo

stats