Cambre cede su edificabilidad en el ámbito de las naves de Malasa a los propietarios

El Ayuntamiento renuncia al 10% que le corresponde para “minimizar” la “deuda” con los dueños por un convenio de 2000 por el que obtuvo suelo para equipamientos

Entrada a las naves de Malasa, junto a Costa da Tapia, en O Temple, que se tirarán para construir pisos.

Entrada a las naves de Malasa, junto a Costa da Tapia, en O Temple, que se tirarán para construir pisos. / L. O.

El Concello de Cambre renuncia al 10% de aprovechamiento que le corresponde según la Lei do Solo en la urbanización de las parcelas de Malasa junto a Costa da Tapia, en O Temple, recalificadas de industriales a residenciales. El motivo, según detalla el proyecto de equidistribución, es que el 90% de la edificabilidad que recaería en los propietarios no cubre la superficie edificable comprometida en el convenio del 2000 que motivó la recalificación, ejecutada a través de una modificación puntual de las normas subsidiarias.

Los propietarios del suelo incluido en el plan —familiares del alcalde, Óscar García Patiño— se quedarán, por tanto, con toda la edificabilidad de los terrenos incluidos, un total 8.283 metros cuadrados. Con esta propuesta, publicada esta semana en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y que se expone al público en el Concello y se somete a alegaciones, el Ayuntamiento, a pesar de ceder sus 692,8 metros cuadrados edificables, todavía debería a los propietarios 375 metros cuadrados de edificabilidad para cumplir el convenio del 2000, según el proyecto, que no incluye la estimación monetaria de la edificabilidad concedida ni de la pendiente.

El acuerdo reconocía una edificabilidad de 8.096 metros cuadrados, “además de la correspondiente al aprovechamiento en los futuros bajo cubierta (que en ese momento no computaban a efectos de edificabilidad)”, señala el documento. “Se estima que los bajo cubierta a los que se refiere el convenio representan una superficie de 562 metros cuadrados. Consecuentemente, la edificabilidad a satisfacer en la UE 8B sería de 8.096 más 562 metros cuadrados”, detalla la memoria del proyecto de equidistribución, que firma Monteoliva en noviembre de 2021.

Los terrenos en los que los propietarios podrán construir viviendas son la parcela que constituye el ámbito UE 8B y dos solares en suelo urbano consolidado, uno en Costa da Tapia y otro en la calle Estanque. “La edificabilidad que se incrementa en relación a la que se permitía en las normas subsidiarias para dichos solares se tomará a cuenta de la comprometida en el convenio, y se estima en 540 metros cuadrados edificables en el caso de Costa da Tapia y de 815 metros cuadrados edificables en la calle Estanque”, precisa el proyecto. Estas superficies construibles se suman a los 6.235,2 metros cuadrados que corresponden al 90% de edificabilidad de la UE 8B y al 10% al que renuncia el Ayuntamiento para “minimizar” la “deuda”, justifica el documento.

El Gobierno local defendió en 2020, cuando promovió la modificación puntual del planeamiento, que la recalificación de la parcela de las naves en desuso de Malasa evitaría el pago de 1,2 millones de euros que deberían asumir las arcas municipales en compensación por los terrenos que la empresa cedió al Ayuntamiento para el cuartel de la Guardia Civil, un parque y el campo de fútbol en A Barcala. El cambio de planeamiento se aprobó en pleno con toda la oposición en contra, tras rechazar los jurídicos las alegaciones del Concello de Oleiros.

Suscríbete para seguir leyendo