Una pista cubierta de hielo natural de 300 metros cuadrados en la plaza Irmáns García Naveira. Es una de las principales novedades que depara el programa navideño de Betanzos. La alcaldesa, María Barral, aprovechó ayer el encendido de las luces para avanzar la programación festiva, que incluye cerca de cuarenta actividades y, “por primera vez”, esta atracción lúdica y deportiva con la que el Gobierno local aspira a amenizar las fiestas los de los betanceiros y ofrecer “un atractivo más para visitar” el municipio.

Barral destaca que una pista de hielo natural de estas características “solo la habrá en ciudades mucho más grandes que Betanzos”, por lo que confía que se convierta en un punto de atracción que “repercuta en el comercio y la hostelería durante las fiestas”.

La regidora hizo estas declaraciones tras dar por inaugurada la Navidad con el encendido de las luces. Alrededor de doscientos adornos, algunos de ellos diseñados expresamente para las farolas modernistas, y un “árbol gigante, el más grande que se instaló nunca en Betanzos”: “Después de momentos difíciles que hemos pasado durante estos últimos años siempre hay un motivo que nos hace ver la luz y es precisamente lo que hemos querido reflejar en los elementos de este año”, afirma la regidora.

La oferta de actividades para estas fiestas navideñas incluye exposiciones, teatro, música, talleres, conciertos, cuentacuentos, cine, deporte..., apuntan desde el Concello. La programación arranca con el tradicional concierto de la ilusión y la incorporación de los jóvenes a la banda municipal de música.

Coser e contar e Laberinto de ilusións son dos de las representaciones teatrales programadas para estas fiestas. El cine Alfonsetti proyectará películas familiares como Vaya Santa Claus o Un padre en apuros. Los betanceiros podrán disfrutar además de espectáculos de magia a cargo del Mago Rafa, actividades de narración o talleres de poesía o de elaboración de postales.