Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta aprueba la legalización de las obras en la Finca Tenreiro de Oleiros entre 2015 y 2020

El Ayuntamiento no solicitó el permiso de Patrimonio para obrar en un inmueble protegido | La consellería informa favorablemente tras recibir el proyecto de reposición de la legalidad

Obradoiro de empleo en la Finca Tenreiro en 2021. | // L.O.

El Ayuntamiento de Oleiros contrató a un estudio de ingeniería, por 6.000 euros, la redacción del proyecto de reposición de la legalidad de las obras de rehabilitación realizó en la Finca Tenreiro de Nós durante los años 2015-2020, por efectuarlas sin solicitar la previa autorización de Patrimonio al ser una propiedad que está catalogada, con protección no integral, en el Plan Xeral de Ordenación Municipal.

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural acordó ahora informar “favorablemente” la legalización de estos trabajos efectuados durante estos años, tras recibir el proyecto de reposición de la legalidad. La finca de Nós, municipal tras una permuta realizada por el Concello, tiene un importante arbolado y un muro de piedra con portón de forja, además de otros elementos de gran interés como el estanque estilo Gaudí o el zigurat y la propia casa principal que aún está terminando de acondicionarse ahora.

La consellería cuando construyó el colegio Juana de Vega en una parte de esta finca puso cautelas respecto a determinados elementos patrimoniales e incluso consolidó un tramo del muro de piedra del cierre. El Concello, según indicó la Xunta en su día, derribó parte del muro que quedaba en pie al borde del nuevo vial que se abrió y también desmontó un marco de piedra, aunque el Ejecutivo local aseguró que estaban todas las piezas numeradas para volver a montarse.

El Ayuntamiento y la Xunta desarrollan cada año, desde 2015, diversos obradoiros de empleo en la Finca Tenreiro, mediante los cuales dan formación y un empleo remunerado a personas sin trabajo y además recuperan el patrimonio cultural del municipio. En sucesivos trabajos en los últimos años se restauró el estanque, se tiraron alpendres sin interés y se rehabilitaron construcciones anexas al muro. Se limpió toda la finca para conseguir el gran parque público. Se realizaron trabajos de carpintería y albañilería para recuperar el edificio principal.

La Diputación también aportó una subvención de 300.000 euros para finalizar en este primer trimestre de 2023 las obras en esta finca (trabajos de eficiencia energética y accesibilidad) que se sumaron a los 157.000 de las arcas municipales, con el fin de crear una cocina, un comedor y una zona de vestuarios y dormitorios en la casa, además de poner calefacción y un ascensor, con el fin de abrir como albergue juvenil para realizar campamentos y diversas actividades infantiles y juveniles.

Oleiros también tuvo que paralizar hace un tiempo unos trabajos en el castillo de Santa Cruz por no haber solicitado permiso a Patrimonio.

Compartir el artículo

stats