El Concello de Culleredo eleva hoy a pleno la propuesta de ordenanza del uso de edificios e instalaciones de carácter público municipal. El objetivo es crear un marco normativo básico “que ofrezca seguridad jurídica a los beneficiarios, dado que no existe una regulación pormenorizada de la materia ni a nivel estatal ni a nivel autonómico”, apunta el Ayuntamiento.

El Concello solía establecer convenios con entidades para el uso de instalaciones, como centros sociales, y con la entrada en vigor de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, se limitó la duración de ese tipo de convenios a cuatros años, por lo que su vigencia ya ha vencido y “es preciso establecer una regulación adecuada”, sostiene el Gobierno local. La norma busca también establecer criterios de reparto equitativo en los centros ubicados en zonas o parroquias donde coexistan varias asociaciones, con prioridad para los acuerdos internos entre las entidades, detalla el Ayuntamiento.