La Xunta pleitea contra Arteixo por el cobro de la plusvalía en unas parcelas de Morás

Xestur reclama la anulación de las liquidaciones por un total de 7.400 euros y alega que no se incrementó el valor del suelo | “Son plenamente conformes a derecho”, replica el Concello

Entrada al polígono de Morás. |   // LA OPINIÓN

Entrada al polígono de Morás. | // LA OPINIÓN / Antares Pérez

La empresa pública Xestión do Solo de Galicia, Xestur, dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, ha interpuesto un recurso contencioso administrativo contra el Concello de Arteixo por el cobro del impuesto de la plusvalía por la venta de dos parcelas del polígono de Morás.

Xestur recurre concretamente dos liquidaciones del impuesto sobre el incremento del valor de terrenos de naturaleza urbana giradas en agosto de 2023 por importe de 3.127 euros y 4.304 euros. La gerente de esta empresa pública, María Doporto, presentó previamente un recurso administrativo contra el cobro en el que solicitó sin éxito que se anulasen las liquidaciones por la venta de estas dos parcelas. Alegaba que el giro de las liquidaciones resultaba improcedente y contravenía lo establecido por el Tribunal Constitucional, “dada la inexistencia de incremento de valor por comparativa entre el coste de la parcela y el precio de venta establecido en la escritura de compraventa”.

En su escrito de alegaciones, esta entidad autonómica apuntaba además que a la hora de calcular la plusvalía se debe remontar a la fecha de adquisición del terreno, que no se corresponde con el proyecto de reparcelación, sino con el proyecto de expropiación tramitado entre 2008 y 2009.

El Concello de Arteixo, gobernado por el Partido Popular, rechazó las alegaciones de Xestur. El Ayuntamiento considera que las liquidaciones son procedentes y subraya que fueron calculadas en base a las reglas de valoración que establece la ordenanza fiscal que regular el impuesto de la plusvalía.

El Concello argumentó además que Xestur no acreditaba en su recurso de reposición la ausencia de incremento de valor ni la fecha de adquisición de los terrenos. “Las liquidaciones son plenamente conformes a derecho”, concluye en el escrito de respuesta.

La desestimación de sus alegaciones ha llevado a la empresa pública a recurrir a los tribunales. El Ejecutivo municipal acordó recientemente en Junta de Gobierno local personarse en el procedimiento que se sigue por esta causa en el Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de A Coruña y encomendar su defensa a un despacho especializado.