Mujer, de entre 25 y 45 años, con un nivel de estudios alto, que reside en una población de tamaño mediano o grande, trabaja y vive en un hogar con dos miembros y no tiene menores o personas dependientes a su cargo es el perfil mayoritario de las personas que hacen voluntariado en España, según dio a conocer la Plataforma del Voluntariado de España (PVE), con motivo del Día Internacional del Voluntariado, que se conmemora hoy.

Según las conclusiones de La Acción Voluntaria en 2022, un trabajo que se publica a través del Observatorio del Voluntariado, con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, en España hay 3,3 millones de personas mayores de 14 años que realizan labores de voluntariado, una cifra que supone un aumento con respecto a 2021. El crecimiento de este último año es de casi dos puntos y alcanza al 8,2% de la población, al pasar de 2,7 a 3,3 millones de personas.

Entre las conclusiones que se extraen del informe, destaca la feminización del voluntariado, al pasar del 54% de mujeres y 46% de hombres en 2021, al 56% de mujeres y el 44% de hombres en este 2022. El leve incremento se observa en todas las franjas de edad, pero se acentúa entre la población menor de 25 años. Este colectivo, además de realizar voluntariado, también colabora con alguna ONG.

En relación con la juventud, hay aproximadamente un millón de personas voluntarias jóvenes en España y más del 60% hace voluntariado una o más de una vez por semana. En su mayoría, se dedican exclusivamente a estudiar, pero el 35% tiene un empleo. Los entornos preferidos por la juventud para ejercer la tarea solidaria son el voluntariado de ocio y tiempo libre, seguido del social y del educativo.

Este colectivo afirma que empezaron en el voluntariado por influencia de su entorno más cercano (familia o amistades) más que por la información que les llegó a través del entorno digital y las redes sociales. El estudio constata de este modo que la juventud que hace voluntariado está en franco crecimiento y actualmente supera en casi en un punto y medio a la media del conjunto de la población del país (9,6%).

Por otro lado, el repunte del voluntariado también se hace evidente entre las personas mayores de 65 años, una franja de edad que ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia ya que registra un ascenso de más de dos puntos con respecto a 2021 (del 4,1% al 6,6% del total).

Otro dato del informe es que el 58% de los encuestados destacan como gran inconveniente para implicarse el hecho de tener a su cargo a menores de edad o a personas con dependencia.

En materia de accesibilidad, el estudio muestra que el voluntariado en España aprueba en accesibilidad: el 10% de las personas que practican la tarea solidaria tienen alguna discapacidad, una tasa casi idéntica a la que representa la discapacidad en el conjunto de la población.

Este estudio se ha realizado en el tercer trimestre de 2022 al realizar 2.130 entrevistas telefónicas a población mayor de 14 años.

El poder de la ‘Fuerza V’

Cruz Roja dio a conocer ayer también el perfil de sus voluntarios: mujer, de 41 años, con estudios superiores, y que realiza su acción de voluntariado en inclusión social. En lo que va de año, más de 34.000 personas se incorporaron a la organización que suma ya más de 250.000 voluntarios. La antigüedad media de las personas voluntarias es de 7 años, 9 meses y 23 días. Por otra parte, el rango de edad en el que se agrupa el mayor número de personas voluntarias es el comprendido entre los 21 y los 30 años, con 67.449 personas voluntarias (26% del total). La ONG reivindica la Fuerza V, “la fuerza que mueve al voluntariado ante una situación de necesidad para responder, para ayudar en su entorno y todas partes”. “Llegamos a donde llegamos porque tenemos esa fuerza de personas voluntarias”, destacó el director de Voluntariado, Moisés Benítez.