El repentino empeoramiento del estado de salud de Benedicto XVI ha provocado ya reacciones en todo el mundo, muchas de las cuales proceden de ambientes religiosos.

Desde Alemania, tierra natal de Joseph Ratzinger, el presidente de la Conferencia Episcopal germana, Rudolf Voderholzer, ha informado de que “sus pensamientos están con el Papa emérito”. De igual manera, tanto los obispos españoles como los franceses y los británicos han hecho saber que se han unido a la llamada de Francisco, que el miércoles pidió rezar por el frágil estado de salud de Benedicto.

“El papa Francisco nos ha pedido una oración especial por Benedicto”, escribió en Twitter el jefe de la Conferencia Episcopal española, Juan José Omella. “Señor, los católicos de Francia, en comunión con el papa Francisco y con toda la Iglesia, te encomendamos a tu servidor Benedicto XVI y a quienes velan por él”, añadió el jefe de los obispos franceses, Eric de Moulins Beaufort. Benedicto XVI ha tenido una “vida larga y fecunda”, destacó, por su parte, Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo.

Momento de sufrimiento

El momento es "de sufrimiento”, afirmó, en la misma línea, el cardenal italiano Matteo Zuppi. Mientras que el obispo de Passau, Stefan Oster, contó que había visitado al Papa en noviembre y que por aquel entonces estaba “todavía muy despierto”, aunque ya se podía apreciar su debilitamiento físico

“Unámonos en oración por la salud del Papa emérito Benedicto XVI, quien se encuentra delicado de salud, que Dios sea su fortaleza, esperanza y que la cruz sea su refugio”, ha afirmado, por su parte, el mexicano Ramón Castro Castro, arzobispo de Cuernavaca y secretario general de la Conferencia Episcopal de su país, al pedir también la intercesión de la Virgen de Guadalupe.

En la misma línea, los obispos peruanos han pedido “a toda su feligresía elevar con filial fervor sus oraciones por la salud del papa Benedicto XVI, para que el Señor lo fortalezca en este momento”.

Foco mediático

La información tampoco ha dejado indiferentes a los principales medios de comunicación internacionales, muchos de los cuales en estas horas están enviando a sus periodistas a Roma, que se están haciendo eco de la preocupación por el Papa y de las incógnitas protocolarias que abre el posible fallecimiento de un papa emérito, una figura insólita en la historia de la Iglesia católica

“El papa emérito Benedicto XVI lucha por su vida”, ha sido el titular escogido por el diario belga 'Le Soir', quien ha dedicado a la información una página entera. “Gran preocupación por el Papa emérito”, ha escrito el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

En cambio, el diario argentino Clarín ha optado por hacerse una pregunta. “¿Qué pasará si muere el el papa emérito Benedicto XVI? -ha apuntado el periódico-. Sería un hecho inédito en siglos. ¿Se seguirá el ritual y los protocolos previstos para un pontífice en actividad?”. 

La noticia también ha sido reportada por los medios estadounidenses, en particular los diarios 'Washington Post', 'Usa Today' y 'The New York Times', así como las cadenas de televisión CNN, NBC, CBS y numerosos otros medios, también procedentes de países no católicos.