La Consellería de Sanidad ha detectado en Galicia cuatro casos del sublinaje XBB.1.5 del coronavirus, popularizado como 'kraken'. Dos de ellos se han registrado en el área sanitaria de A Coruña y los otros dos en la de Pontevedra, y ninguno de estos casos se encuentra hospitalizado, ha informado esta tarde la Xunta.

La Dirección Xeral de Saúde Pública ha aseverado que, con la información epidemiológica disponible, no se prevé que este sublinaje derivado de la ómicron tenga consecuencias más graves que las variantes circulantes hasta el momento.

Sanidade ha aprovechado el anuncio de la presencia de 'kraken' en Galicia para hacer un nuevo llamamiento a la vacunación y señala que, para la gente que aún no tenga puesta la cuarta dosis, hay 29.000 citas disponibles semanales para adultos y 1.100 para niños y niñas en el sistema de autocita, en los lugares y horarios que se pueden consultar en la dirección https://coronavirus.sergas.gal/Contidos/Vacinacion-Covid-OC.

De acuerdo con el último informe de la consellería, en la comunidad hay 1.255 casos activos. De ellos, 195 están hospitalizados —12 en unidades de cuidados intensivos y 183 en planta—. Las dos últimas muertes fueron el 17 de enero, un hombre de 78 en Vigo y una mujer de 88 en Ourense, que elevan a 4.047 desde que comenzó la pandemia.

Madrid detecta el primer caso de Kraken, la nueva variante del Covid-19. LOC

Surgimiento de 'kraken'

Esta nueva variante apareció en Estados Unidos en los últimos compases de 2022, cuando el mundo observaba con inquietud hacia China. El Gobierno liderado por Xi Jinping había decretado el fin de la política "cero COVID" y los casos estallaron en una población poco inmunizada ante el virus. Sin embargo, donde la ya muy transmisible ómicron mutó para hacerse aún más contagiosa fue en el noroeste estadounidense.

Los primeros casos de 'kraken' en España se detectaron en Cataluña a principios de enero y también se observó en otros lugares como Madrid. No hay evidencia científica de que esta variante tenga escape vacunal y presente una clínica más grave, aunque sí sería más transmisible aún.